Un punto y cero lesionados

Si hay algo que siempre he recordado de la Real Sociedad de Eusebio Sacristán es una horizontalidad desesperante y un juego defensivo en el que muchas veces nadie era capaz de hacer una falta para parar al rival. Hoy muchos esperábamos un Girona con algunas de las señas de Eusebio, pero nada parece quedar del…