Un Bernabéu sin fe

Alguno me tomará por ingenuo cuando diga que es buen momento para enfrentarse al Real Madrid ganador de cuatro Copas de Europa seguidas. Visitar un estadio como el de Chamartín siempre es sinónimo de pasarlo mal, sobre todo para un equipo tan vulnerable en estos escenarios como es la Real Sociedad. Sin embargo, este Madrid de Solari, tan plano, anárquico e inestable, hace que la parroquia txuri-urdin tenga un ápice de duda.

Los blancos llegan a la víspera de Reyes quintos, fuera de posiciones Champions y con un ambiente revuelto. Da la impresión, que ni su propia afición (ni prensa tampoco) confía en que puedan levantar un título esta temporada. Más incluso cuando no está uno de los mejores goleadores de todos los tiempos como es Cristiano. No se reforzó el Madrid como merecía la ocasión y lo va a pagar caro.

Sin referentes

El conjunto blanco ha perdido cualquier tipo de referente sobre el verde. Ya ni Sergio Ramos es capaz de mantener el rumbo de un barco que va a la deriva. Se complica más la situación cuando jugadores como Bale, llamados a ser capitales en el plantel, se lesionan y no ofrecen el rendimiento goleador necesario para ganar un campeonato a 38 jornadas. Sin el galés, y sin Asensio. El balear irrumpió con tantísima fuerza que todo lo que haga ahora siempre va a ser de más a menos. Otro de los que ni está ni se les espera.

Alfombra roja

Espero que Imanol Alguacil haya visto los últimos partidos del Real para averiguar cómo hacer daño a los de Solari. Si lo hizo, se habrá dado cuenta que Januzaj tiene que ser el factor diferencial en el encuentro partiendo desde la derecha buscando a Marcelo. El brasileño, lejos de su mejor nivel, ataca más de lo que defiende y eso supone una ventaja para el equipo rival. Rivales como el Villarreal, detectaron espacio a las espaldas del 12 y atacaron una y otra vez su sector para hacer daño. Y Cazorla lo aprovechó, claro.

Va siendo hora de

Si que es cierto, y no lo parece por mi análisis, que el Madrid siempre va a tener calidad y pegada como para resolver un partido con dos jugadas aisladas. Pero también es cierto, que este Madrid es el más vulnerable de los últimos años. Confío en que la segunda etapa de Imanol comience con presión, ganas y esfuerzo. Tres pilares que son indispensables en su juego y tres pilares que a su vez, son siempre eficaces para conseguir puntos contra el Madrid. Va siendo hora de dar una alegría a la afición. Va siendo hora de asaltar un escenario de tamaño mundial. Va siendo hora de dar un puñetazo encima de la mesa y asaltar el Bernabéu. Real y jugadores, es vuestro momento.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: