El termómetro: Ødegaard sigue a lo suyo

Martin Ødegaard celebra su gol ante el Eibar (Foto: Real Sociedad).

Martin Ødegaard. Juega a su juego. ¡Qué abuso! Si se tratara de un partido entre niños, en el patio de un colegio, durante el recreo antes de entrar a la cuarta clase, al noruego no le dejarían jugar. No sería ni siquiera el chaval designado para hacer los equipos por ser el mejor. Directamente, el dueño del balón -como las reglas del fútbol de calle mandan- le diría que no le deja echar la pachanga con ellos. Y con razón.

Ødegaard abusa hasta en Primera División. Algo que nos ha sorprendido a todos. El nivel jugando en otras ligas era bueno, pero todos dudábamos de su encaje en una de las cinco grandes competiciones. La respuesta del escandinavo ha dejado con la boca abierta a medio mundo del fútbol.

El Eibar fue la última víctima del joven Martin. Le salió el partido perfecto. Se gustó, ayudó, disfrutó, hizo disfrutar y, para colmo, marcó. Y además no cualquier gol. Expuso una tesis sobre como quitar las telarañas de una portería con un ejemplo práctico. Que encima supuso el 4-1.

Pero su partido no solo se reduce en el gol. La cantidad y calidad de regates efectuados, la rápida salida de balón, sus pases filtrados casi imposibles de ver para otro mortal y su trabajo en la presión y recuperación hicieron de su partido, al que puso la guinda con el gol, un encuentro perfecto.

Mikel Oyarzabal. Mostró otra cara distinta a la de Madrid. Una semana mala la tiene cualquiera. Eso le pasó a Mikel Oyarzabal en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, en el partido ante el Eibar en Anoeta, volvió a ser efectivo.

A pesar de que no empezó el partido del todo bien, cuando Mikel empezó a jugar fue cuando la Real Sociedad comenzó a carburar. Sobre todo en la segunda parte fue cuando el de Eibar iba dejando detalles de su gran calidad por la banda izquierda.

También hizo ver su efectividad. Un balón que le llegó dentro del área, control con el pecho, volea y definición ajustada al fondo de las redes de la portería defendida por Dmitrovic. Mikel sigue sumando y eso es buena noticia para la Real Sociedad.

Igor Zubeldia. Un error que costó caro. Si hay un gran perjudicado del sistema de Imanol Alguacil ese es Igor Zubeldia. El hecho de tener siempre que sacar el balón jugado desde atrás, le convierte a él, dada la posición que ocupa en el campo, en la pieza principal para hacerlo. Y, por ende, le convierte a Igor en el futbolista con más papeletas para errar en una zona del campo muy peligrosa.

Así lo hizo ante el Eibar, cuando falló cerca de la portería de Remiro y el balón acabó en gol. Sin embargo, el resto del partido estuvo correcto. Como conclusión personal, sigo pensando que Zubeldia debe seguir siendo titular o, por lo menos, hasta la vuelta de Illarramendi.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: