El termómetro: el equilibrio de Zubeldia

Igor Zubeldia conduciendo el balón (Foto: La Liga).

Igor Zubeldia. La brújula. Brújula, instrumento que sirve para orientarse. Para orientar a la Real Sociedad en Zorrilla sirvió la figura de Igor Zubeldia. El aizkoitiarra fue el mejor jugador txuri-urdin en Valladolid gracias al equilibrio que dio al equipo, su gran manera de leer el partido, su recuperación de balón, su salida con el esférico, la presión y la forma de liderar a sus compañeros en el terreno de juego. Actúo de capitán sin brazalete.

El centrocampista vasco volvió a demostrar que jugando en su posición, es decir, de cuatro, es uno de los mejores futbolistas de la plantilla. Cuando Illarramendi juega de mediocentro defensivo es cuando Zubeldia debe adelantar su posición y es ahí donde se encuentra más incómodo y muestra más carencias. Pero ayer volvió a demostrar una vez más que en su posición es un crack.

Mikel Oyarzabal. La calidad. Yo me preguntó qué va a tener que hacer la Real Sociedad para retener a Mikel Oyarzabal en verano, cuando millones de ofertas de clubes poderosos de las grandes ligas lleguen a Zubieta por el eibarrés. Yo apelo a su sentimiento txuriurdin, porque si no no veo otra forma de que el canterano se quede en Donostia.

Ayer, otro partido sobrado del atacante vasco, que fue un dolor de cabeza para Javi Moyano y Nacho. Destacó una jugada en la que Oyarzabal recibió en medio campo y como si no quisiese la cosa se plantó en el borde del área metiendo un pase excepcional para Sandro.

No solo volvió a mostrar su calidad, sino también su lucha, entrega, esfuerzo, sacrificio, garra, fe, llámenlo como quieran.

Sandro Ramírez. Desesperante. Está claro que a cuando a un delantero no le quiere entrar el balón, no le entra. Empieza a desesperar o sigue desesperando la falta de gol de Sandro Ramírez. A pesar de sus cualidades en la lucha por el balón, sigue faltando el olfato goleador.

Ayer tuvo una clara ocasión para marcar a pase de Mikel Oyarzabal, pero el canario la desaprovechó. Además, se le ve ansioso por marcar el gol, incluso se iba cayendo mientras se disponía a armar el disparo. ¿Conseguirá marcar con la elástica blanquiazul? Hagan sus apuestas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: