«Queridos Reyes Magos:

Creo que este año me he portado lo suficientemente bien como para poder ser algo exigente con mis regalos. Es cierto que en algunas ocasiones he criticado a la Real en exceso, pero estaréis de acuerdo en que un poco de leña no viene mal para no perder la concentración. El año pasado me trajisteis…