Hasta el último aliento

Es cierto que el árbitro os volvió a cortar las alas. Es cierto que la federación no os ha tendido una alfombra roja hacia las semifinales. No os quieren allí, y eso es un hecho. No generáis tanta riqueza como el Barça o el Madrid, pero sí habéis demostrado ser capaces de generar ilusión. Anoeta…