Derrota imperdonable: Sanse 2-3 Real Oviedo B

El Sanse no ha podido sumar los tres puntos frente al Real Oviedad B en el Jose Luis Orbegozo en un partido en el que los potrillos, después de adelantarse en el marcador, dejaron remontarse en cuatro minutos con un hombre más en el marcador. El partido tuvo cinco goles y mucho ritmo. Un gol de medio campo de Borja y la vuelta de Ugarte a Zubieta fueron las anécdotas más destacables del encuentro.

La primera mitad se decantó para los locales pero el contrario no lo puso fácil. La presión adelantada que ejercía el Oviedo al conjunto realista dificultaba mucho la salida de balón al rival, y tras un robo en campo contrario, en el minuto 11, los visitantes tuvieron la oportunidad de adelantarse en un mano a mano de Ernesto que consiguió detener Zubiaurre haciéndose grande y aguantando con el cuerpo erguido. En el minuto 38, Alex Petxarroman actuando hoy de lateral derecho asistió a Jon Guridi, que remató picado y consiguió batir a Gorka. El centrocampista realista está acumulando minutos y recuperando sensaciones. Poco a poco se está volviendo a ver a un Guridi con más confianza sobre el verde.

Ya en la segunda mitad, el Sanse encarrilaba el partido a su terreno. Los visitantes llegaron varias veces al área, pero no consiguieron rematar ninguna. Por parte de los locales Roberto López probó fortuna en una falta lejana que terminó marchándose lamiendo la cepa del palo. Cuando faltaban apenas veinte minutos para que finalizase el encuentro el colegiado expulsó a Lobato.

En un error defensivo de Petxarroman que acabó derribando al 7 el árbitro pitó penalti que transformó Lolo González desde la pena máxima. En el minuto 78, Borja anotó desde medio campo. Zubiaurre que estaba adelantado se sorprendió con el disparo del jugador del Real Oviedo B. Sus compañeros fueron a celebrarlo de una forma muy efusiva. El cuerpo técnico invadió el campo lleno de felicidad. De un saque de esquina llegó el tercer tanto de los asturianos. En apenas 4 minutos el Sanse veía como le remotaban un 1-0 en un 1-3. Guevara recortó distancias con un gran disparo desde fuera del área. Era el minuto 89 y ya no había tiempo para arreglar los errores cometidos. Alex Petxarroman, muy incisivo en banda derecha provocó la jugada del posible empate, pero la defensa tuvo la fortuna de que el balón se topase con el poste tras un mal despeje de la zaga.

Un partido para reflexionar sin duda. El equipo está sufriendo más de la cuenta y lo está pagando caro. El Sanse buscará revertir la situación ante la UD Logroñés.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: