Un sentimiento irreal

Un sentimiento irreal

Probablemente, algunos de los que vayáis a leer esto me conozcáis ya, y sabréis cuál es mi situación ante lo que sucedió durante el partido de el pasado sábado entre la Real Sociedad y la S.D. Eibar. Para los que no, soy un aficionado de la Real desde que tiene uso de razón, que ha vivido toda su vida en Ermua y actualmente vive en Eibar. Parecerán datos irrelevantes, pero no lo son. No lo son porque estoy muy dolido con lo que pasó en el derby guipuzcoano disputado en Ipurúa. Esto es el punto de vista de un socio de la Real Sociedad, y habitual de Anoeta desde el año 1999, que acudió al estadio de Ipurúa, en la ciudad donde vive, como visitante simplemente a animar a su equipo.

Quiero dejar claro, que aunque viva en Eibar, haya sido socio de la S.D. Eibar, y haya acudido en muchas ocasiones a su campo, SOY DE LA REAL SOCIEDAD, y me alegro y siempre me alegraré cuando las cosas le vayan bien al Eibar. Lo último que quiero, es saciar a esa parte de la afición de la Real que tiene odio al Eibar, no lo hago por esto. Y para los que no lo sepáis, Eibar también es una de las ciudades plagadas de gente de la Real, solo que ahora a muchos les tira que el equipo del pueblo esté en primera.

Obviamente, este artículo tratará sobre los pitos que recibió la Real Sociedad en el campo de Ipurúa. Lo escribo a título personal, y no tiene nada que ver con El rincón de la Real. Es una opinión mía, personal, que nada tiene que ver con esta web, por eso pongo mi firma.

Entro al campo, y después de ver el buen ambiente y el buen “rollo” que había en el pueblo entre las dos aficiones me encuentro con que la Real empieza a tocar el balón y se escuchan pitos. Habrá algún “listo” que diga que es normal que se meta presión al equipo rival, pero seguro que él al igual que yo sabe que no es así. Puedes pitar cuando el rival pierde tiempo, puedes gritar la famosa “cancioncita” al portero cada vez que saca de puerta. Y yo lo entiendo, estas cosas forman parte del fútbol, pero de ahí a pitar como se pitó a un equipo como la Real Sociedad que ha echado una mano cuando ha podido al Eibar, me parece una verdadera vergüenza. Porque se escucharon pitos durante todo el partido, decir, que eran de una minoría, no generalicemos.

Y sé la razón, sé que es por el partido del Granada de la pasada temporada, al igual que se que los pitos provenían de un sector en particular y no de la afición en general. Quiero dejar claro, antes de hablar sobre el tema, que ésto va dirigido a ese sector que pitó a la Real, porque en la S.D. Eibar hay una inmensa mayoría que son buenos aficionados al fútbol, y respetuosos. La afición del Eibar es ejemplar y es una afición que respeta. Un equipo humilde, y a la vez tan grande por lo que ha logrado no merece ser manchado por este sector que para nada representa a su afición.

Ésta es mi réplica a vuestros pitos:

Pitáis porque creéis que el partido que hizo la real contra el Granada el año pasado fue consecuencia de que se dejó ganar para que el Eibar descendiera, pero no os acordáis de la mala segunda vuelta que hicisteis, ni del empate pactado contra el Getafe. Os reísteis a lo largo de la primera vuelta porque el Eibar iba en la clasificación por delante de la Real, que era un barco a la deriva y estuvo cerca del descenso en parte de ésta. Os jactabais del mal juego y de ganar a Madrid y Barça y perder contra equipos teóricamente inferiores a éstos. Pero nada más lejos de la realidad, la Real pierde contra el Granada después de haber mostrado en ese partido la misma actitud que en gran parte de la temporada, y eso sí, nos culpáis a nosotros. Como si no tuviéramos bastante con la actitud del equipo durante la temporada pasada, y demás problemas que nos mosquearon a los aficionados de la Real Sociedad.

Llamasteis mercenarios a nuestros jugadores, y al club por recibir dinero del Granada, cuándo éste equipo no destaca por tenerlo y la Real Sociedad está solvente y con ganancias. Condenáis las primas y los acuerdos, pero sin embargo, de haber ocurrido a la inversa, dejándose ganar la Real frente al Eibar hubierais estado bien calladitos.

Todo ésto, lo reflejáis en Ipurúa el pasado sábado, después de que muchos de vosotros comprasteis entradas para el encuentro de ida en Anoeta, y después de haber ido a Donosti desde las 9 de la mañana, no entráis al campo a animar a vuestro equipo porque queréis hacer “boikot a la Real”. Lo siento, pero hasta aquí hemos llegado. Existen jugadores de la S.D Eibar más humildes y elegantes que propios aficionados, y el sábado se demostró. Este sector no está a la altura de los jugadores ni del gran trabajo de la directiva que confirma “el modelo Eibar”.

Y soy de las personas que le gusta el pique y que lo ve normal, lo he vivido siempre en Ermua, donde la mayoría son del Athletic y el pique es sano. Lo vivo a diario con mis amigos del Eibar, donde el pique también es sano. Pero los pitos no fueron sanos, fueron una falta de respeto, y aquí es donde no voy a utilizar lo que muchos aficionados de la Real utilizarían como argumento (centrarme en las ayudas económicas de la Real a la S.D. Eibar), porque me parece igual de patético que vuestras faltas de respeto. Soy más elegante que todo eso, a diferencia vuestra. Esto no va de superioridad. Ni el Eibar es superior a la Real, ni la Real es superior al Eibar cuando están en el terreno de juego.

La Real siempre que ha podido, ha ayudado al Eibar, mediante cesiones, o mediante la compra de jugadores que el Eibar no podía permitirse para luego cederlos. No quiero decir con ésto que nos aplaudáis, ni que tengáis que agradecerlo de por vida, simplemente que lo tengáis en cuenta antes de ponernos como nos habéis puesto, y personalmente, de aguantar lo que he tenido que aguantar hablándose lo que se ha hablado de mi equipo durante toda la temporada.

Todo esto, lo digo yo, que he acudido en muchas ocasiones a ver al Eibar cuando era un chaval, generalmente en la época de Jon Kortina, Barkero y demás futbolistas. Fui socio durante una temporada, la que disputó en segunda y que logró el Eibar frente al Rayo Vallecano en los playoffs de ascenso. Y no me da vergüenza decirlo, no me hice socio por ser del Eibar, me hice socio sólo para ver fútbol. En esa misma temporada la Real descendió a segunda, y creo que han sido los años en los que más he acudido a Anoeta a pesar de ser socio del otro equipo guipuzcoano.

 

El respeto al Eibar, lo sigo manteniendo, como lo mostré en las múltiples jornadas de Peñas de Eibar a las que acudí. Para los que no las conocéis, son unas jornadas en las que se unen las peñas de equipos como la Real Sociedad, Athletic, Real Madid, Celta… que se encuentran en Eibar para animar al equipo del pueblo durante un día.

 

¿Qué por que suelto esto ahora? Porque me sentí dolido, muy dolido. Insultos a los jugadores, miradas por encima del hombro…  y encima, delante de niños con camisetas tanto del Eibar como de la Real, que es lo peor de todo. Una absoluta vergüenza dejar en ese lugar al resto de los aficionados del Eibar que son ejemplares. Me sentí como si tu mejor amigo te clavase una puñalada.

Después de defender como he defendido al Eibar de “marqueses ñoñostiarras” que se creen superiores a este equipo y que piensan que es un club que está por debajo de la Real, me escuece todo esto que se ha vomitado sobre mi equipo. Ojo, igual de triste me parece pitar a la Real que las opiniones e insultos de superioridad de muchos aficionados realistas. Imaginaros lo dolido que debo de sentirme para de repente irrumpir y soltar todas estas cosas. Y los que me conocen, saben a lo que me refiero.

Me ha dolido mucho también que los aficionados de la Real generalicen y crean que toda la afición del Eibar es así, por cuatro espabilados no deben de ganar esa fama. Porque el Eibar siempre se ha caracterizado por su humildad y el respeto al rival tanto dentro del campo como fuera de él, y el secreto de su éxito no es más que la humildad y el trabajo. Por esto también me duele que se generalice ya que en todos los equipos hay alguien que se comporta de esta manera.

En cuanto al tema deportivo, me gustaría dar la más sincera enhorabuena a la S.D Eibar por la victoria, que fue más que merecida, así como su permanencia en primera división. Fruto de un trabajo entre afición y equipo del que nosotros también tenemos que aprender.

Dicho ésto, os deseo lo mejor, como siempre os lo he deseado. Al club, a los jugadores, y a esa afición tan ejemplar que anima a su equipo sin faltar el respeto al rival, que eso es lo que os hace grandes.

Espero que por esos cuatro “listillos” la buena fama que tenéis como afición no quede manchada. Sé que después de esto, tal vez me convierta en el enemigo público número uno, pero me es indiferente, porque ésta es mi opinión sobre éste tema, y alguien tenía que decirla.

¡AUPA ERREALA! eta.. ¡GORA EIBAR!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: