Rumbo al derbi en Bilbao, de la mejor forma posible

Rumbo al derbi en Bilbao, de la mejor forma posible

Este domingo, se disputará como todos los años, uno de los partidos más esperados para Gipuzkoa y Bizkaia, así como para el fútbol español en general. Es un enfrentamiento especial, eso está claro, y comparado con otros “derbis” el ambiente y relación entre ambas aficiones, es mucho más amigable y respetable. Es un clásico partido de liga en el que el buen ambiente y la rivalidad “sana” ha perdurado hasta día de hoy.

La Real visita el “Nuevo San Mamés” este domingo, y lo va a hacer en el mejor momento de forma posible. Viene de ganar dos importantísimos partidos contra rivales directos, que ha superado con creces y no solo con un buen colchón de goles, sino con una buena diferencia en cuánto a juego. Habrá quién diga que eran dos rivales fáciles de superar, pero a estos debemos recordarles que hace un par de partidos estábamos “tocados y hundidos” con el 5-1 que nos endosaron en el Molinón. Está claro que ni en este partido eramos tan malos, ni ahora somos de la élite, pero si que es verdad, que el equipo y el entrenador han cogido el coraje y valor suficiente para levantarse y seguir remando hasta el objetivo, que es algo marcado semana a semana.

En las declaraciones del “míster” y de los jugadores esta semana, muchos se han quedado con el aspecto de las victorias y el juego mostrado, pero hay algo de lo que se ha hablado poco, la moral. Después de una derrota tan dolorosa, ganar 3 partidos, y dos de ellos por una diferencia de goles importante, es algo que muestra que el ánimo de los jugadores está en buen estado. Esto ha sucedido así, porque entrenador y plantilla se han puesto objetivos cortos, y de momento se van cumpliendo, piensan en cada semana, y quieren seguir sumando.

Esta semana tenemos un partido difícil en Bilbao, donde la estadística está en nuestra contra, pero en los últimos años hemos puntuado, y con 3 entrenadores diferentes. El que diga que el nuevo San Mamés no es un campo difícil es porque pocos partidos ha visto allí. De los pocos campos que frenan a los equipos punteros, y en los que la afición se vuelca al 100% con el equipo.

Aquí es donde entramos nosotros. Es aquí donde sacaremos el orgullo y la mala leche, fruto de penaltis señalados en contra por una mano dentro del área provocada por un delantero contrario, balones que sobrepasan la línea de gol y no se dan como válidos, de pisotones, codazos, “palmaditas” en la cara… Esto son cosas normales en un partido como el derbi vasco, y al igual que la balanza a veces se cae de un lado, también otras cae del otro, está claro. Pero estas cosas son las que nos tocaron en su día el orgullo y las que incitan a sacarlo en partidos como éste.

¿Qué tipo de partido nos vamos a encontrar?

Es difícil saber cómo se va a afrontar un partido, el momento de los dos equipos es muy diferente. En la tabla, el Athletic saca 5 puntos a la Real, y hace varias jornadas había un mundo de distancia. Esto es un aliciente para nuestro equipo, se puede recortar distancias para ir escalando puestos en la clasificación. Nuestros vecinos no llegan al partido con una racha tan buena como la nuestra, pero si que han jugado bien en sus últimos partidos. Este partido, por el momento de la competición, puede llegar a ser más táctico que otros, ya que ambos equipos tienen su idea muy clara. Aún así, estos partidos se juegan más con el corazón que con la cabeza, ya que es un partido que para los jugadores de ambos bandos significa algo más que 3 puntos.

En definitiva, no es un partido cualquiera, y tenemos varias cosas en nuestra contra, pero nuestros jugadores poco a poco están volviendo a su mejor versión. Vela lleva dos goles y tres asistencias en los últimos 3 partidos, y está volviendo a ser lo que fué, parece que se ha encontrado el sitio ideal para Rubén Pardo, la defensa está a tope, y Mikel Oyarzabal nos hace soñar, como cada jugador de la casa que sube al primer equipo.

Este domingo, si vas a Bilbao, no te olvides de las veces que nos han tocado el orgullo allí, y haz que los bilbaínos sepan que tenemos representación a pesar de las 800 entradas que nos han enviado. Haz que en una parte del estadio, los colores txuri-urdin se vean y defiéndelos con orgullo, como lo harán nuestros jugadores al saltar al campo, ellos no estarán solos, pero tú tampoco.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: