Preludio de una despedida anunciada

Al firmar en 1963 la que probablemente sea su obra maestra, el gran escritor argentino Julio Cortazar nos dejó entre muchas otras una frase con la que la mayoría de relaciones frustradas se pueden identificar: 

Todo dura siempre un poco más de lo que debería.

Hoy me trae de cabeza esta especie de carta de despedida que se consuma ahora pero que viene rumiándose desde hace varios meses. Y lo más curioso es que a pesar de saber desde verano que el día de hoy iba a llegar, y aunque nos hayamos ido mentalizando de que a la vez que caducase el año íbamos a despedir al que sea probablemente una de las mayores fuentes de alegría que hemos tenido en los últimos años, sigue costando imaginarse una Real Sociedad sin él. Carlos Vela.

El mexicano llegó a una Real aún adolescente que se enfrentaba al reto de subir un escalón más tras conseguir su salvación en la última jornada del curso anterior, con un nuevo entrenador que tenía más ilusión que nombre, y con una plantilla que reunía auténticos diamantes sin pulir como Illarramendi, Iñigo Martínez o Griezmann y a la vez grandes jugadores que vivían su madurez deportiva (Mikel González, Carlos Martínez o Xabi Prieto); todos ellos capitaneados por uno de los más grandes jugadores que han vestido la zamarra txuri-urdin: Mikel Aranburu. Así pues, Vela aterrizaba en San Sebastián desde Londres en forma de cesión y con la premisa de ser un futbolista de gran talento que no había encontrado su sitio en el fútbol. Llego a finales de agosto junto con otro jugador que fue la antítesis de Carlos, Mariga. Su incursión tardía en el equipo se notó en sus primeros partidos donde le costaba entrar en el grupo, pero una vez consiguió su ansiado primer gol en el loco partido ante el Betis que se saldó con un golazo de Iñigo en el último suspiro, todo fue sobre ruedas. El ambicioso proyecto deportivo que tenía la Real y los 12 goles que marcó el azteca en la temporada 2011/12 fueron la causa que motivó al grupo de Aperribay a entablar una feroz negociación con “Los Gunners” para hacerse con sus servicios. El tiempo le dio la razón al presidente de la Real puesto que con el 11 en la espalda, Vela fue el Messi particular de Phillipe Montanier con 14 dianas y otras tantas caderas rotas en las defensas rivales en la temporada en la que Donosti volvió a ser estación del tren de la Champions. Tras la marcha de Montanier “El Bombardero” siguió siendo la figura del equipo y así lo demostró en la vuelta de la previa de la Champions League dando un auténtico espectáculo de regates y velocidad en el partido que enfrentó a los de Arrasate con el Olympique Lyon, además fue el autor del único tanto que anotó el equipo donostiarra en la paupérrima fase de grupos que realizó. En lo demás se podría decir que fue su mejor año en Donosti, con 16 goles y exhibiciones como el póker que le endosó al Celta. Su gran año solamente se vio eclipsado por el despegue que tuvo su hermano en el vestuario, Antoine Griezmann.

Siempre polémico con sus rechazos a las convocatorias con la Selección Mexicana, y tras la salida de Griezmann al Atlético, el principio de la temporada 2014/15 no fue fácil para Carlitos, así como para la Real. El duro golpe recibido contra el Krasnodar y la posterior destitución de Arrasate coincidieron con un Vela lastrado por las lesiones, aún y todo sus 9 goles fueron indispensables para enderezar el rumbo de una Real que naufragaba. A pesar de volver a demostrar un gran nivel, al comienzo de la siguiente campaña los de Moyes cayeron en picado y Vela seguía condicionado por la rodilla. Desgraciadamente en la temporada 2015/16 tuvieron más relevancia sus salidas nocturnas y su bajo estado de forma que sus goles: sin velocidad y carente de motivación, podríamos decir que lo más positivo del peor año de Carlos en la Real fue su regreso con “la tricolor”. No obstante Eusebio Sacristán apostó por él y lo volvió a convertir en uno de los pilares del once proporcionándole dos nuevos socios: Willian José y Oyarzabal, así es como el año pasado pudimos volver a disfrutar del jugador descarado, jugón y determinante que fue.

En verano el jugador hizo público que tras siete temporadas dejaría el equipo y pondría rumbo a EEUU, no solo para cambiar de aires sino para que la Real se beneficiara de su salida: en este primer tramo de temporada aportando en el verde para después contribuir a las arcas del club y no salir gratuitamente. Un gesto de un hombre al que la Real le ha dado mucho y que a la vez ha dado mucho a la Real.

Llegados a este punto, el del Sevilla será el último partido que podrá disputar Carlos Vela en Donosti. Más de doscientos partidos y setenta dianas le avalan. Pero el mexicano no solo nos deja sus goles, sus regates y su pierna izquierda penetrando por la banda derecha de las defensas rivales como un aguijón punzante sino sobre todo una sonrisa que nos recuerda que es mejor dejarlo ahora que sigue teniendo un buen nivel, a aguantar lo suficiente como para que su despedida sea amarga. El fútbol de Vela recoge el testigo de los más exquisitos futbolistas de la historia del club como López Ufarte, Bakero o Nihat y a la vez deja un gran legado en forma de videos de sus mejores jugadas y goles que un día enseñaremos a nuestros hijos. Además el mexicano nos deja un joven heredero, muy parecido a su “yo” que llegó desde Inglaterra a la Real, huyendo de un fútbol físico en el que no encajaba y en ese puesto de jugón que siempre ha estado bien cubierto en el once de Donosti.

Tanto yo como todo el equipo de El Rincón de la Real te queremos desear la mejor de las suertes en tu aventura americana, y nos quedamos tranquilos de saber que estés donde estés, siempre llevaras orgulloso la estampa txuri-urdin, así como nosotros siempre te recordaremos como la Leyenda que ya eres en este club.

¡Ándele Carlitos!

 

Ander Oiarbide

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: