Odio el fútbol moderno

Vivimos en un momento donde el fútbol se nutre a base de dinero, preferencias e intereses. Un momento en el que todo lo que engloba la cultura del fútbol ha sido pisoteado, vomitado e insultado. Una etapa en la que o te modernizas o te quedas atrás, en la que aceptas el dinero a cambio de ceder derechos y privilegios o te estancas.

El fútbol de hoy en día es un escándalo total, lo que era un espectáculo deportivo se ha convertido en un deporte donde el único incentivo es el dinero. Y me diréis, ¿Para qué sino un club va a competir? ¿Cuál va a ser el objetivo si no se trata de ganar dinero para crecer?

Resulta que a día de hoy se busca ampliar el capital y las arcas de los clubes para crecer como equipo. Pero hay algo que falla, antes en cada domingo estaba en juego el orgullo de pertenecer a un club mientras hoy en día se juega para simplemente ganar más dinero y aumentar las aspiraciones de un club a base de él. Y la culpa no la tienen los clubes modestos o los clubes que no poseen un alto capital, la tienen las televisiones, las federaciones de las ligas domésticas y la federación de fútbol europea y mundial.

Atrás quedaron años donde el mayor orgullo de un club era ganar títulos y jugar competiciones europeas con una plantilla llena de canteranos. Siempre se necesitaban fichajes de foráneos, pero la mayor parte de la plantilla pertenecía a jugadores criados desde el fútbol base.

Cada club tiene su filosofía, hay quienes mediante fichajes consiguen títulos e invierten el dinero en buenos ojeadores o una dirección deportiva. Pero estos equipos han conseguido el dinero a base de lucha e insistencia, no porque haya llegado un presidente con dinero y lo haya puesto sobre la mesa. Y estos clubes tienen un gran mérito. Hemos disfrutado del fútbol de algunos de estos equipos, como por ejemplo del Sevilla. Su éxito y meritocracia los han escrito ellos mismos, claro está.

Después nos encontramos con los clubes de cantera, cuya columna vertebral se encuentra en la cantera y el dinero se invierte en fomentar las categorías inferiores.

Modernizarse o morir

Pero aunque haya dedicado una importante cantidad de líneas a este aspecto, no es la parte del fútbol que más me enfada porque a día de hoy, o evolucionas como club y te modernizas, o te estancas, es así.

Y tengo que reconocer que la Real Sociedad ha hecho un gran esfuerzo para modernizarse. Se ha tenido que adaptar a tiempos donde la afición no es tan leal a acudir al campo como antes, ya que los horarios y los repartos televisivos entre canales públicos y privados afectan y de qué manera. No tuve la oportunidad de vivir lo que pasaba cada domingo en Atotxa, pero gracias a la memoria de familiares, amigos y a los reportajes televisivos puedo hacerme una idea de cómo era aquello y cómo se vivía esa época de este gran deporte, y era sublime, no puedo imaginarme lo que fue vivirlo.

Antes el fútbol era esfuerzo, casta y sacrificio, hoy en día es más técnico pero se tiende a exigir velocidad a los jugadores. Y es aquí donde se ha perdido mucho porque hay jugadores de excelente calidad  que no han triunfado por exigencias físicas.

Aún y todo, esta no es la parte que quiero reivindicar o señalar del fútbol moderno. Como he dicho antes, o evolucionas o te estancas, y eso está sucediendo en España. Los clubes cambian el dinero por preferencias e intereses televisivos y son ellas quiénes dominan los clubes. Si estos no firman un contrato televisivo donde el reparto es más equitativo, este club se queda atrás. ¿Por qué? Imaginad que después del despropósito de horarios sufrido estas dos semanas por la Real Sociedad, la directiva se planta y no firma un contrato con Gol Tv. El resto de equipos seguirían recibiendo dinero de las televisiones y lo invertirían en mejorar su equipo. Tal vez a la Real no le afectaría tanto porque es un club de cantera, pero la competencia por esos 3-4 fichajes foráneos que marcan la diferencia afectaría y de qué manera. Tal vez todos los clubes deberían de plantarse…

No todo es dinero

Para muchos “el antifútbol” es el tipo de jugador que solo se dedica a defender y a hacer un fútbol duro. Están equivocados, el verdadero antifútbol es aquel jugador que protesta cada acción, que simula contactos y que busca desastibilizar al rival con conductas antideportivas. Que por cierto, una conducta antideportiva no solo es insultar o agredir a un rival, es buscar que el árbitro se ponga a tu favor protestando y buscando perjudicar al rival.

No puedo sostener la rabia que me genera ver a un jugador protestar al árbitro antes de preocuparse de que el balón esté en su poder. No puedo. En esto el fútbol no ha evolucionado, el árbitro está desprotegido y siempre está presionado por los jugadores. Si bien me quejo por ciertos arbitrajes injustos, también digo que los árbitros están menospreciados. No se debería tolerar las faltas de respeto de algunos jugadores hacia un colegiado, y menos cuando la gran parte de estos casos vienen de Real Madrid o Barça, más favorecidos que perjudicados en toda su historia.

Me sobrepasa que un jugador esté mas atento a buscar un penalty o una tarjeta al equipo rival que a meter gol y dar espectáculo. Me sobrepasan el teatro, el desprestigio y el mínimo nivel de dignidad que se ve en los jugadores de hoy en día. Y estas cosas me enfadan, pero más cuando los jugadores de mi equipo lo hacen.

Vivimos un fútbol en el que sólo importan Barça y Madrid. Un fútbol donde se ha menospreciado durante años al resto de los 18 equipos de la liga. Ya no es un espectáculo porque importa más el morbo que genera una rueda de prensa o las redes sociales de los propios jugadores que un partido. Ya no existen equipos mejores o peores, existen equipos perjudicados y no perjudicados. Perjudicados por actuaciones arbitrales, sanciones o ruedas de prensa.

Es aquí donde señalo como culpable al periodismo deportivo español, probablemente el peor del mundo de este deporte. Más pendiente de polémicas, rumores o vidas privadas de los jugadores que de hablar sobre lo que importa: lo pasado los 90 minutos. Por no hablar del menosprecio de estos a los equipos que no son Real Madrid o Barça. En sus programas y artículos la gran parte consta de estos dos equipos, restando importancia al duro trabajo que tienen que hacer el resto de clubes para generar competencia por la liga.

La diferencia del trato a un jugador de Real Madrid y Barça o a un jugador del resto de equipos es obvia. Y es injusto, porque se permite más a los jugadores de estos dos equipos que al resto. Se les permite más libre albedrío que al resto, y están verdaderamente desprotegidos.

Es un tema que me toca la fibra porque no se valora el sacrificio y el trabajo del resto de equipos. Se infravaloran el sufrimiento y las opiniones del resto de los jugadores que pertenecen a otros clubes. Alguno dirá que en España siempre ha sido así. Correcto, pero los otros 18 equipos estamos hartos de aguantar este tipo de cosas.

Espero que este deporte también evolucione y que se dignifique, porque somos muchos los que lo llevamos en la sangre y los que cada vez disfrutamos menos de él.

Veremos qué es lo que sucede en los cuartos de la Copa del Rey. El Celta y la Real Sociedad se enfrentan a Madrid y Barça respectivamente. Ojalá el fútbol haga que ambos puedan llegar a semifinales y así hacer justicia a algo que hoy en día llamamos fútbol. Es de esperar que ambos lo tendrán difícil, a pesar de que el Celta se lleva un buen resultado a Vigo y que la Real tiene opciones seguro que los tríos arbitrales de ambos encuentros hacen de las suyas. Nos queda seguir creyendo en el fútbol.

Quisiera aprovechar la ocasión para mostraros una página web en la que se habla sobre el fútbol puro y se comparten historias y anécdotas sobre este deporte. Se llama Odio el fútbol moderno, plenamente recomendable. El trabajo de los administradores de esta página también está en facebook. Podría escribir indefinidas líneas sobre este tema, y estas no bastarán para homenajear el mensaje que quieren dar los fenómenos de esta página, pero aquí mi pequeño homenaje a ellos.

 

Galder García, Twitter: @GalderGriezmann

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: