Nunca dejes de soñar

Nunca dejes de soñar

Una historia centenaria, llena de recuerdos, tesoros y un contraste de sensaciones. Hemos vivido en el infierno, en la gloria, y hemos llegado a acariciar el cielo hasta tal punto de tenerlo entre nuestras manos. De tal forma fueron así algún día las cosas en este histórico club que los documentos históricos recuerdan las hazañas de los cuatro títulos que conseguimos a lo largo de nuestra vida. Sé sincero, ¿cuántas veces has visto el gol de Zamora una y otra vez sin evitar emocionarte? ¿Cuántas veces te has emocionado con el paradón de Arconada para darnos un título? ¿Cuántas veces has lamentado no poder vivir la época de oro de la Real Sociedad donde todos nos temían?

Sigo manteniendo la ilusión de ver alguna vez en mi vida ver a la Real Sociedad ganar algún título. A mis 23 años he vivido un ascenso, dos clasificaciones para Champions y un subcampeonato. A día de hoy, parece imposible que ningún equipo excepto el FC Barcelona, Real Madrid, Atlético o Sevilla puedan ser capaces de conseguir una liga o Copa del Rey. Sin embargo, hasta hace cuatro años todos estos trofeos se repartían entre el Barça y el Real Madrid. ¿Y ahora? Hace dos temporadas el Atlético ganó la liga y rompió la dinámica de los últimos diez años.

 

clasificacion

El fútbol ahora es dinero, no obstante ésta temporada con un reparto más equitativo de los derechos televisivos estamos comprobando que la clasificación está más igualada por la zona alta.  Los equipos que normalmente acostumbraban a estar entre el primer y cuarto puesto no ganan con tanta facilidad al resto de rivales y tienen más complicaciones para sacar puntos en sus visitas y hasta en sus propios campos. Como ejemplos, el Alavés ganó en el Camp Nou y el Eibar empató en el Bernabéu. No hablo sobre los puntos obtenidos a día de hoy, de hecho el Real Madrid qué es líder, tiene los mismos puntos que el Barça en la misma jornada de la pasada temporada. Es la sensación que tenemos de que cualquier equipo puede ganar a otro sin sorprendernos tanto como antes.

Por supuesto no trato de decir con todo esto que vayamos a ganar la liga por llevar una racha que nos deja uno de los momentos más dulces de los últimos años, sólo quiero transmitir que ya no existe tanta diferencia como hace unos años. Debemos tener los pies en la tierra, que por cierto, no significa ser un aguafiestas, significa tener la certeza de que cualquier partido puede hacernos romper esta racha y volver a caer en el pesimismo de las últimas temporadas. Esto puede ser una simple racha, o el inicio de una nueva senda en la que Anoeta vuelve a ser un fortín y salir de casa ya no es tan incómodo. Ya no vivimos de “ganar a un grande” en Anoeta, ahora según finaliza un partido pensamos en el siguiente. Los objetivos son a corto plazo, yo diría que casi semanales, porque aunque haya un objetivo general que es ir a Europa esto trata de seguir trabajando y seguir dando color a Anoeta a base de goles y puntos, cosa que estamos consiguiendo.

Tan solo van doce jornadas ligueras y ocupamos el quinto puesto con veintidós puntos. Sí, el temible Fútbol Club Barcelona tan solo nos saca cuatro puntos y este domingo ante ellos tenemos la posibilidad de estar lo más cerca posible en la clasificación en los últimos años con la liga avanzada.

El juego del equipo enamora y yo no quiero despertar de este sueño que nos deja la racha por la que pasamos. El día 3 de agosto publiqué un artículo especial (para verlo haz clic aquí) llamado “Al ritmo del subcampeonato”, donde decía que esta temporada nadie me iba a quitar la ilusión. Por supuesto iba referido a ese pequeño sector de la afición (por suerte) que dedica su tiempo a ser tóxico con el club. Y no, no hablo de criticar, porque en el fútbol es necesario que el aficionado critique y opine, hablo de buscar continuamente el punto negativo a todo. Y con todo quiero decir ganar al Barça en Anoeta y al Athletic en San Mamés y decir que el equipo simplemente tuvo suerte e iba a acabar en la ruina. Gente capaz de intentar desestabilizar y convencer a la afición con sentencias y alegaciones falsas llevadas a cabo por un periodista que investigaba a la directiva de la Real Sociedad. Dicho periodista ha aparecido en varias ocasiones en el programa “Sálvame”, no creo que haga falta dedicar más líneas a esto. Tan bien están yendo las cosas que a este sector tóxico se le han acabado los argumentos y se suben al carro. El fútbol ha podido con ellos.

Repito que no deseo dar el mensaje de que la Real Sociedad vaya a pelear por la liga, pero la llama está encendida y con ella siempre hay una esperanza y una parte de nosotros que desea que tengamos la oportunidad. “Soñar es gratis decían”. Ahora, no sólo tienes derecho a soñar, estás obligado a hacerlo. Pocos inicios de temporada recuerdo tan ilusionantes como el que vivimos actualmente y hacía tiempo que no notaba a la afición tan entusiasmada e ilusionada.

Ahora vamos a pensar en el Fútbol Club Barcelona, la semana que viene, seguiremos teniendo el derecho a soñar.

 

Estimado aficionado txuri-urdin, nunca dejes de soñar.

Fdo: @GalderGriezmann

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: