¿Por qué no generamos peligro?

¿Por qué no generamos peligro?

El pasado viernes tuvo lugar el encuentro frente al Espanyol en Anoeta, que acabó con reparto de puntos. Vi algunos aspectos que creo son importantes de analizar.

Los 3/4 de campo. ¿Problema resuelto?

He sido y sigo siendo un aficionado que apoya el papel de Eusebio Sacristán. Lo hago porque me parece que la idea que debe de tener un equipo como la Real Sociedad es la de jugar con el balón en posesión para poder generar oportunidades en 3/4 de campo. Y aunque no lo hemos visto es lo que ha querido transmitir el técnico. La verdad es que es eso lo que se está intentando, pero ya desde la temporada pasada estamos viendo que el problema está justo en esos 3/4 de campo. Es decir, se intenta jugar en 3/4 de campo pero hay un problema en él, totalmente irónico.

Por esto se ha reforzado el equipo con Wilian José y Juanmi Jiménez. El brasileño es un jugador que ha destacado siempre por su fluidez y juego en esa zona concreta, ya que ganando a la defensa rival gracias a su envergadura ha generado oportunidades y ocasiones de gol en sus anteriores etapas. No es un “9” puro y en esa zona de juego significa sumar una buena alternativa. Juanmi también se mueve bien entre estas líneas, con lo cual creo que se ha reforzado el problema en cuanto a alternativas en la plantilla. Hay varios factores nos impiden ver aún la mejoría en la que se trabaja para corregir el problema de la temporada pasada.

¿Cuál es el problema de la creación de ocasiones?

Si tomamos como referencia el partido del pasado viernes y sus estadísticas, podremos ver que un equipo bien reforzado como el Espanyol no generó oportunidades y cedió la posesión y el poder al conjunto txuri-urdin. La Real Sociedad tuvo la posesión y el Espanyol la efectividad.

Pero señoras y señores, en el fútbol no todo es posesión (sino que se lo digan al vigente campeón de la Premier League), y menos si ella tiene mayoritariamente el balón en poder de una defensa adelantada en el centro del campo sin apenas opciones de pase. Desde luego, desde Anoeta vi claramente que no fue el Espanyol el que defendió bien, sino que fue la Real quién dejó que el Espanyol se sintiera cómodo en defensa.

Bajo mi punto de vista, estos factores provocaron la falta de ocasiones:

  • Cuando el Espanyol rondaba la portería de Rulli y el balón era recuperado, el balón no rodó con rapidez para aprovechar la inferioridad de una defensa contraria. Cuando la defensa contraria empezaba a replegarse, se pudieron generar oportunidades de gol mediante la superioridad de atacantes sobre defensas.
  • En vez de esto, se optó por dormir el partido estando éste en empate. Se durmió obteniendo posesiones largas, en las que la mayor parte del tiempo el balón rondaba en el cuartero defensivo que se encontraba adelantado en el centro del campo. De esta forma, Eusebio quería encerrar al Espanyol en su campo, pero con escasas opciones de apoyo entre líneas para generar paredes o un juego de banda, la posesión sirvió de poco porque no se crearon oportunidades.
  • Al intentar dormir el partido mediante la calma el un momento que no la pedía, la Real dio tiempo al Espanyol a replegarse, y de esta forma quedarse sin espacios para buscar ocasiones en 3/4 de campo. Por ello los catalanes estaban cómodos defendiendo.
  • Los tiros lejanos. Esto es algo que llevo diciendo mucho tiempo, y no nos damos cuenta de la importancia de terminar jugadas con un posible disparo, antes que buscar “meternos a la cocina”. Es muy importante realizar disparos lejanos, porque además de acabar una jugada y tener tiempo para replegarse, puede generar segundas jugadas que acaben en gol. Debemos realizar disparos lejanos y ser más atrevidos cuando el encuentro está en tablas.

Creo que estos factores fueron determinantes para no generar ocasiones de gol, pero miro hacia atrás y recuerdo que en encuentros como en los que nos enfrentamos a Levante o Las Palmas se repitió esta misma historia. Pienso de verdad que con William José, Juanmi y la vuelta de Canales este problema táctico se solucionará a base de partidos, porque aún es principio de temporada y es totalmente normal que aspectos como estos tengan sus lagunas.

Por otra parte, me gustaría hacer hincapié en los últimos 20 minutos de partido. Fueron 20 minutos en los que tácticamente, no tuvieron nada que ver con los otros 70. En cuanto el Espanyol marcó, la Real fue al ataque y buscó el gol, jugando más con corazón que cabeza. Me gustaría realmente ver de lo que hubiéramos sido capaces en 90 minutos si hubieran sido como los 20 últimos. Y esto también ha sucedido en más de un partido la pasada temporada. Creo que al menos, deberíamos intentar jugar con el espíritu de estos buenos minutos en vez de rondar la portería contraria en busca del último pase perfecto. El fútbol no es sólo posesión.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: