Mucho trabajo por hacer

foto: Vavel

Mucho trabajo por hacer

Dos jornadas de liga antes del parón por los partidos internacionales. Dos semanas de liga que dejan entrever lo que vamos a ver de cada uno de los equipos esta temporada. Hemos podido comprobar que lo que vimos la segunda vuelta de la UD Las Palmas se confirma, ya que se van al parón líderes. Madrid y Barça siguen firmes y equipos como el Valencia, Athletic o Celta tienen que dar un apretón importante para evitar meterse en problemas serios.

Dos semanas para ver, ya por fin, en partido oficial el equipo de Eusebio Sacristán después de una gran pretemporada con solamente una derrota en diez partidos. Ganas había ya de ver a Juanmi después de su gran pretemporada. A Oyarzabal después de su temporada pasada y a Rulli con la elástica realista de nuevo.

Sin embargo, para sorpresa de algunos el equipo está siendo criticado después de la mala imagen dada en los 90 minutos disputados en Anoeta contra el Madrid y la imagen de equipo flojo que se dio en El Sadar, pese a ganar.

Sí, este año de momento el equipo no ha dado una buena imagen en lo que muchos vemos como la repetición de las últimas dos temporadas. Un inicio malo, nuevo entrenador en noviembre, se salvan los muebles a final de temporada y otra vez a empezar.

Muy esperanzador de momento no es el guión. 135 minutos para anotar el primer gol, que a su vez fue el primer disparo de la Real en la Liga. Un equipo sin actitud en el primer partido contra el Madrid y un equipo que se llevó los tres puntos de un campo complicado como ‘El Sadar’ pero sin llegar a convencer, aprovechando más los errores ajenos que creando el peligro realmente.

Pero, de cara al parón me gustaría analizar un poco las claves de Eusebio en estas jornada:

  • Las principales novedades del equipo en estas primeras jornadas son las titularidades de Mikel González y de Joseba Zaldua, ambos por delante de un Aritz Elustondo que, en mi opinión, tiene nivel para jugar de central por delante del veterano Mikel y de lateral por delante del joven Joseba. Y es que en estas dos primeras jornadas ambos han demostrado ciertas carencias. Por un lado, Mikel ya está algo mayor y algo más lento. Carencias que suple con su veteranía y su saber estar. Mientras, Zaldua deja claro que sigue sin alcanzar el nivel que tuvo en sus primeras apariciones estelares con el equipo.
  • Dudas en el centro de campo es lo que plantea Eusebio. Después de la jugada (muy fea en mi opinión) con Esteban que se perfilaba en la pretemporada como titular. Eusebio ha probado con Markel y ha pinchado y con Pardo, y ha triunfado, como compañeros de baile de un Illarra que, sin llegar a estar del todo fino, parece que será titular indiscutible esta temporada.
  • Zurutuza, indiscutible. A falta de saber lo que pasa con Canales cuando vuelva hay algunos jugadores que parecen indiscutibles arriba. Uno de ellos es Zurutuza, un jugador en el que pocos confían, no por su nivel, sino por sus lesiones. Pero que, de momento, está aguantando y cuajando buenas actuaciones. El otro día el 0-1 fue más bien obra suya y de otro indiscutible como Oyarzabal que de Juanmi, que sólo tuvo que empujar el balón.
  • Jugar sin un 9 clásico. La movilidad arriba es otro de los sellos de identidad que intenta dejar Eusebio en esta Real. Dos partidos y ningún 9 ‘clásico’ ha salido en el XI inicial. Los de arriba han ido cayendo a banda con total libertad, cada vez uno. Eso quedó muy claro el otro día con Zuru, Oyarzabal y Juanmi.
  • Esperando a Vela. Pocos tienen esperanzas en él, pero por suerte Eusebio es uno de esos. Cuenta con el mexicano y está dándole minutos cada jornada. El otro día fue un soplo de aire fresco cuando salió y es que, sin llegar a su mejor nivel, Vela es un jugador que está un escalón por encima de muchos jugadores de la Liga.
  • La presión arriba y las líneas adelantadas. Es algo que hemos visto en varias ocasiones con el de La Seca. El equipo presiona arriba con los riesgos de dejar huecos atrás (como pasó en el gol de Asensio en Anoeta). Pero el equipo parece valiente a la hora de presionar y jugar arriba rápido.

Pese a esto, parece que estos aspectos todavía tienen que ser pulidos, pues el equipo no llega a demostrar gran nivel y jugando así parece difícil que podamos aspirar a Europa viendo el nivel de otros equipos. Dos semanas tiene ahora el técnico para trabajar los conceptos y ojalá funcionen en el próximo partido contra el Espanyol.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: