“La posible vuelta del guerrero Azteca”

La posible vuelta del guerrero Azteca

La pasada temporada tuvimos el placer de poder contar con un gran profesional como Diego Reyes en la plantilla. En los últimos días, el deseo de muchos (en los que me incluyo) puede hacerse realidad.

La operación

Para muchos la llegada de Reyes a la Real Sociedad es inminente, y para otros simplemente existe una oportunidad para hacerse con él. Aunque no se ha hablado de cifras y números concretos sí se han nombrado algunos detalles de lo que podría ser la operación.

A día de hoy, parece que la Real Sociedad tendría dos opciones para hacerse con los servicios del jugador mexicano:

  1. Realizar el fichaje abonando el dinero que exige el Oporto para hacerse con la totalidad de sus derechos.
  2. Realizar el fichaje mediante una cesión. Se realizaría abonando un porcentaje del dinero demandado, y así la Real se haría con un porcentaje de sus derechos. El jugador jugaría esta temporada cedido en Donosti, y en las siguientes temporadas se irían realizando los pagos acordados para hacerse con la totalidad de sus derechos. Sería un fichaje pagado a plazos.

Misteriosamente, se ha pasado de no tener ninguna oportunidad al inicio del verano, al haber una gran posibilidad de hacerse con él. A pesar que la segunda opción nos recuerda a una operación que hemos arrastrado tres temporadas con Rulli, y con la que hemos sufrido mucho por su incertidumbre, creo que tristemente es la opción por la que peleará la Real Sociedad. Cuando nos encontramos ante estas cosas yo suelo decir que mientras el jugador que se desea acabe en la Real Sociedad, los medios para conseguirlo son secundarios, siempre y cuando no nos tomen por tontos con el precio. Eso sí, debemos de tener en cuenta el futbol moderno en el que vivimos, donde los equipos suben el valor de sus jugadores aprovechando el movimiento del dinero en el fútbol.

 

La pasada temporada

Vino para reforzar la defensa procedente del Oporto. Para algunos oráculos que circulan por las redes sociales txuri-urdines era un jugador que sobraba en el equipo, y que no era válido ni iba a demostrar serlo la pasada temporada. Sin embargo, fue un jugador que aunque a algunos les pese, la temporada pasada hizo méritos para demostrar que es un jugador más que válido para el equipo. Y no lo digo yo, lo dicen los números y el sentido común futbolístico:

  • Al inicio de la temporada pasada, lo mejor de la Real Sociedad fue la defensa, conformada por dos pilares: Iñigo Martínez y el propio Diego Reyes, que sorprendió a los que no le habíamos visto jugar.
  • Aunque para otros no fue un jugador determinante y no disputó muchos minutos, con la llegada de Eusebio se fue al banquillo y durante tres o cuatro partidos no disfrutó de minutos. Pero con el paso de las semanas, Eusebio volvió a confiar en él y acabó conformándose en el 11 inicial.
  • No fue determinante, y por ello mismo jugó 27 partidos; en los que recibió 6 tarjetas en total. Veintisiete partidos en los que realizó 928 pases con éxito (34,37 de media por partido), y en los que recuperó 257 balones (9,52 de media por partido). Además de esto, hizo dos goles, uno de ellos jugando de central y el otro de pivote. Son buenos datos teniendo en cuenta que es un jugador con corte defensivo.
  • Su polivalencia tampoco le hizo ser determinante en el centro del campo frente al F.C. Barcelona la pasada temporada. Su aparición como pivote en la racha de los tres partidos que se ganaron con cinco goles a favor y uno en contra y realizando el mejor juego de la temporada del equipo tampoco.

Repito, no lo digo yo, lo dicen sus estadísticas en AS. También podréis ver en este enlace su palmarés, donde muestra claramente que es un jugador que no vale para la Real Sociedad, con unos juegos olímpicos y una apertura de la Liga Mexicana bajo el brazo entre otros.

 

El guerrero Azteca

Lo conocemos, sabemos cuál es su perfil y lo que puede aportar al equipo. Es un jugador que precisamente tiene algo que llevamos pidiendo los aficionados durante estas temporadas: trabajo y carácter. Los mismos aficionados que piden estas características para el equipo, sorprendentemente ahora estallan porque Diego no es un jugador válido y es “caro”.

1460753727_353596_1460754221_noticia_normal

Vía deportes.elpais.com

Su trabajo y carácter fueron claves la temporada pasada en defensa, porque aunque nos dejó fallos, nos dio más alegrías que tristezas en líneas generales.

Además de ser un excelente central, es un jugador que puede ocupar el rol de pivote defensivo. Su trabajo en el centro del campo fue clave la temporada pasada  para darle estabilidad, y liberar a Illarramendi de la tarea defensiva. Esto también hizo que Pardo jugase más adelantado y que tuviera más posibilidad de realizar un juego entre líneas.

En principio, el interés mostrado sería para la zaga, pero su polivalencia podría llevarle a jugar en el doble pivote. No cabe duda, de que el azteca puede ser un refuerzo que sume mucho al equipo. Personalmente, pido un esfuerzo extra: un jugador que ha demostrado ser válido para el equipo, debe acabar sí o sí aquí antes que realizar otro fichaje que pueda funcionar o no.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: