La labor de los segundos porteros de la Real

los segundos porteros de la Real

En los últimos 5 años hemos tenido a dos porteros suplentes en la Real: Oier Olazabal y Eñaut Zubikarai y ese rol se le ha asignado esta temporada a Toño Ramírez. Cabe mencionar también a los guardametas Bardají, el recién fichado Toño y el también riojano Enrique Royo, que aun no habiendo jugado (a excepción de Toño que sí lo hizo pero en una etapa anterior al lustro del que trato) fueron convocados con el primer equipo.

Estando Eusebio en el banquillo txuri-urdin, es seguro que el segundo portero sólo será titular en el torneo de la Copa del Rey. El de La Seca no es partidario de hacer rotaciones durante la Liga en el puesto de guardameta por lo que Toño Ramírez tendrá que estar en el banquillo a la espera de alguna incidencia con Rulli, sea por sanción, por estar convocado con Argentina o bien por lesión (el que os escribe espera que no sea por esta última razón, que bastante sufrió los tres meses que estuvo fuera de los terrenos de juego nada más aterrizar en la entidad donostiarra).

Así se ha visto esta temporada: Olazabal jugó únicamente tres partidos de Liga y la razón fue que Rulli estaba sancionado en ese trío de encuentros. Además, Oier jugó los dos únicos partidos de Copa del Rey que ha disputado la Real en la 2015-16. Algo que la afición consideró como normal ya que es casi una regla no escrita que los porteros suplentes jueguen el torneo de Copa.

Mi pregunta es: si Toño se fue de la Real en busca de minutos, ¿por qué ha vuelto al club txuri-urdin si no va a ser el primer portero? La vuelta de Toño a la Real no la veo como un punto favorable en su progresión como futbolista porque no va a disponer de minutos. ¿Cómo es posible que haya accedido a volver a formar parte de la entidad donostiarra? El que os escribe cree que la llegada de Toño a la Real es para darse a conocer en la liga y usar la estancia en la Real de catapulta para en un futuro a corto plazo fichar por otro equipo.

El contrato de Toño tiene una longevidad de solamente 2 años por lo que serían 2 temporadas de escaparate y publicidad para el logroñés. Con suerte para el guardameta podría salir con el contrato cumplido y el equipo que le quisiera no tendría que pagar nada por él.

Los porteros pueden tener una mayor vida futbolística que los jugadores de campo y aunque Toño tenga 29 años tiene aún la posibilidad de un futuro contrato en un club donde pueda ser titular. En la Real jugará los partidos de Copa del Rey y además, con la participación ya confirmada de Gero Rulli en los Juegos Olímpicos, el riojano podrá jugar el primer partido de liga e incluso el segundo, si jugara la final la Selección Albiceleste. Si la Real se clasificara para jugar la Europa League incluso podría disputar algún encuentro europeo (una posibilidad casi remota – no la de clasificarse sino la de que sea titular – pero real).

Lo que sí está claro es que la contratación de Toño es algo positivo para el club porque inspira tranquilidad en el grupo, sabe jugar con los pies, ha adquirido muchos minutos bajo los palos lo cual se traduce en experiencia y enseñará mucho acerca del club y de su filosofía al resto de porteros del equipo txuri-urdin.
@ZuriUrdin1975

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: