La incómoda situación de Joseba Zaldua

La incómoda situación de Joseba Zaldua

La última no convocatoria del joven Joseba Zaldua para el partido que se disputó el pasado sábado frente al Eibar ha vuelto a hacer sonar las alarmas en el club txuri-urdin. El hecho de estar no sólo fuera del 11 titular sino de incluso no viajar con el equipo da qué pensar tanto al realzale como al lateral donostiarra.

Es de suponer que el defensa de la Real ha entrenado bien durante la semana porque después de una racha larga de lesiones varias y de enfermedades Joseba ya se encuentra en óptimas condiciones para jugar al fútbol y para competir.

La hipótesis más probable por la cual Eusebio no le haya convocado es el estado de forma del lateral derecho. De los últimos cuatro partidos de liga, Joseba ha estado fuera de la convocatoria en tres y jugó únicamente en el duelo en Anoeta frente al líder, el FC Barcelona, disputando 15 minutos. La falta de ritmo, la escasa participación en la competición de liga, pueden haber llevado al de La Seca a pensar en poner a otro compañero en su lugar por tener él más ritmo de competición.

Otra de las cosas que le ha podido suceder a Zaldua es la pérdida de confianza en sí mismo. Viendo que su participación está siendo mínima, el donostiarra no rendirá bien en los entrenamientos (o todo lo bien que tuviera que rendir) y eso el de La Seca lo huele a kilómetros, por lo que el técnico no tendrá más remedio que quitarlo de la convocatoria.

Al final, esta situación es como popularmente se suele decir de “la pescadilla que se muerde la cola”. Al futbolista le puede pasar por la cabeza algo así como: “no juego, no tengo ritmo de competición, pierdo confianza en mí mismo y al final, no entreno bien, con lo cual al entrenador ni se le pasa por la cabeza meterme como titular en el equipo”.

Joseba ZalduaEsta situación no empezó porque el joven donostiarra quisiera, no nos llevemos a equívocos, no. Comenzó por culpa de las lesiones. Esta temporada, Joseba Zaldua ha tenido problemas de pubalgia, ha estado convaleciente por enfermedad y se ha resentido en más de una ocasión de su tobillo izquierdo. Un tobillo que, por primera vez, se torció un 4 de diciembre de 2014, en partido de Copa, frente al Oviedo. En aquella disputa, al final del partido, sufrió un esguince de grado II en el mencionado tobillo y tuvo que estar de baja durante 10 partidos: 7 de liga y 3 de Copa. Parece ser que no ha terminado de sanar bien ese tobillo izquierdo y es por ese esguince que esta temporada ha podido volver a recaer. Otro problema más en un enfermería que no ha dado a basto en la 2015-16 y en el que no se terminan de hallar soluciones al 100%, ya que al caso de Zaldua se le puede unir, por ejemplo, el renqueo constante que está padeciendo Asier Illarramendi, que lleva toda la temporada con molestias.

La falta de partidos le ha llevado a no tener una continuidad y Joseba Zaldua ha entrado en el mencionado de “bucle de la pescadilla” que le lleva a no ser fijo en los esquemas de Eusebio. Para muestra un botón: las no convocatorias finales. En el partido contra el Sevilla, Zaldua no fue convocado por baja médica. En el duelo contra la UD Las Palmas estuvo entrenando al margen del equipo durante la semana y al final Eusebio no le convocó para el partido. Y la gota que ha colmado el vaso: la no convocatoria contra el Eibar habiendo entrenado toda la semana con el grupo.

En este contexto Joseba Zaldua se encuentra en el mayor de los ostracismos: sólo 16 convocatorias en Liga para jugar únicamente en 11.

Aún y todo, el que os escribe ve una parte positiva: por un lado, el pasado mes de febrero, Joseba renovó su contrato con la Real hasta 2020. ¿Por qué hizo esa gestión el club donostiarra? Porque ve en él al lateral derecho del futuro. Una defensa compuesta por Zaldua, Aritz, Iñigo y Yuri da de media 24 años, una edad de total apuesta por el futuro, a los que les queda un montón de temporadas por delante.

Por otro lado, la marcha más que probable de Diego Reyes al Oporto al no tener opción de compra la Real Sociedad hará que quede vacante la posición de central, que será ocupada por Aritz. Y, de rebote, volverá a estar libre el puesto de lateral derecho. Ahí es donde tiene que volver a ver un punto de ilusión el joven defensa donostiarra, una razón por la que retornar a hacer buenos entrenamientos para que Eusebio vuelva a meterlo en el 11 titular y así Zaldua recobre su confianza en sí mismo.

Una Real Sociedad grande se tiene que construir desde la defensa y el que os escribe no concibe una fuerte Real sin Joseba Zaldua. Ese futbolista que nos deleitó en muchos partidos y que llegó a disputar el año pasado partidos en Europa tiene que ser un pilar básico dentro del club txuri-urdin sin lugar a dudas. Con todo, le mandamos toda la energía positiva posible, que vuelva a demostrar el enorme jugador que es y estamos convencidos de que el técnico de La Seca volverá a confiar en él y en breves fechas le volverá a hacer titular.

@ZuriUrdin1975

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: