La importancia de estudiar al rival

Coincidiréis conmigo en que esta Real le debe muchísimo a Eusebio Sacristán, un entrenador que ha cogido un barco a la deriva y ha sabido aprovechar todo el talento y potencial del equipo para colocarlo quinto a 4 puntos de Champions, haciendo un fútbol muy vistoso y dando la cara en copa del rey.

Si había algo que habíamos echado en falta durante las últimas temporadas era tener una identidad de juego propia, tener las ideas claras acerca de cómo hay que jugar y tener interiorizados automatismos. Todo esto lo ha conseguido Eusebio, dejando en evidencia a un Moyes que se quejaba del nivel de la plantilla. Además, ha echado mano de la cantera, algo que se agradece en un club que vive de ella.

Sin embargo, el vallisoletano deja mucho que desear en algunos aspectos. El fútbol de la Real agrada y da muy buenos resultados contra equipos con calidad inferior, contra los que solíamos fallar en cursos anteriores. Ahora el equipo rival se tiene que conformar con correr detrás del balón y verlas venir. Sin embargo, cuando la Real se enfrenta a rivales directos en la lucha por Europa su rendimiento decrece. El Sevilla de Sampaoli demostró tenernos muy estudiados y nos dio un auténtico baño en Anoeta. Bloquearon totalmente las subidas de los laterales y no dejaron jugar fácil a nuestros centrocampistas, mientras la Real se veía sorprendida y sin capacidad de reacción. Algo similar ocurrió frente al Villarreal, que, con 6 días menos para preparar el partido y con jugadores más desgastados, demostró tenernos mucho mejor estudiados. Les sirvió con regalarnos el balón y buscar su oportunidad para llevarse el gato al agua (la Real ni chutó entre los tres palos).

El Sevilla marcó cuatro goles en Anoeta con mucha facilidad. Vía As.com

Los dos anteriores partidos se ganaron también por la mínima. Osasuna y Espanyol plantearon un partido similar al del Villarreal y solo una mano milagrosa de Rulli y una genialidad de Illarra nos dieron la victoria. Empieza a ser preocupante la falta de reacción de Eusebio en los partidos que se nos tuercen. Solo sabemos jugar a una cosa con unos jugadores, en cuanto nos falta uno de los jugadores importantes (véase Willian José) o jugamos contra un equipo de la parte alta nuestro juego se colapsa y no somos capaces de cambiar ni de esquema ni de forma de jugar.

Si hay un aspecto en el que se puede mejorar es en la preparación de partidos frente a rivales concretos. La posesión no lo es todo en el fútbol y quizás sea conveniente ser más verticales contra ciertos equipos o en determinados compases del partido. No es lo mismo jugar contra el Athletic o Atlético que contra el Sevilla o Las Palmas, y eso se tiene que trabajar durante los días previos al encuentro.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: