Exigencias

Puedo recordar a Esteban Granero, a Alfred Finnbogasson o al aún jugador de nuestro equipo, Sergio Canales, ser criticados incluso por estar sentados en el banquillo. Y también puedo recordar a otros jugadores como Carlos Vela, Gerónimo Rulli o Rubén Pardo ser defendidos por algunos incluso en situaciones prácticamente indefendibles. Esto lo pude comprobar el otro día, contra el Getafe. Y es que si Esteban Granero (al que han criticado por salir 5 minutos, tocar un solo balón e iniciar una jugada que acabaría en gol) o Sergio Canales salen en el momento en que salió Rubén Pardo y hacen lo que hizo Rubén Pardo, arde twitter.

¿Es diferente la exigencia en la Real dependiendo de dónde vengas?

No lo creo. He visto a la afición tirarse encima de jugadores de la casa como Gorka Elustondo o Markel Bergara. Y también veo a mucha gente defender malas rachas de jugadores de fuera como Carlos Vela o Gerónimo Rulli. 

Creo que la respuesta está en la actitud de la afición. Si te cruzas en la mirada de la afición, ya puedes mover cielo y tierra, que para salir del pozo vas a tener que sudar sangre. Lo mismo pasa pero al revés, si entras bien por el ojo de la afición, tienes un colchón de seguridad para tiempo.

Esto se puede ver perfectamente en la trayectoria de Esteban Granero y Rubén Pardo en la Real. Desde que Esteban llegó a San Sebastián, no puede decirse que el nivel del riojano fuese superior al del ahora jugador del Espanyol. Sin embargo, si Granero salía, tocaba un balón en 5 minutos, daba un buen pase y esa jugada acababa en gol, era el principal criticado en redes.

Por su lado, Rubén Pardo salió el otro día (siendo mediocentro) 15 minutos al partido, encajamos dos goles en esos 15 minutos (que no fueron directamente su culpa) y en ningún momento hubo un ápice de reacción para recuperar el balón en el centro de campo y el partido terminó perdiéndose. Y la reacción de gran parte de la afición en redes fue decir que no podíamos exigirle tanto a Rubén, que suficiente tenía.

En conclusión, mientras a unos se les exige todo (Canales, Granero) a otros se les permite mucho más (Rulli, Pardo). Cuando la realidad (que nadie sigue, ni yo, obviamente) sería la de exigir a todos por igual. Y no exigir más o menos dependiendo de tu zona, tu sueldo o la buena primera impresión que te haya dado el chaval.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: