El hijo pródigo txuriurdin

El hijo pródigo txuriurdin

Gran parte de los aficionados blanquiazules, sean cristianos o no seamos creyentes, hemos oído alguna vez la parábola del hijo pródigo que predica la iglesia católica.

En ella, el hijo menor de un hombre le pidió la parte correspondiente de su herencia y marchó a un país lejano donde malgastó su parte de herencia. Entonces empezó a pasar hambre, y tuvo que cuidar de cerdos para sobrevivir. Harto de esa forma de ganarse la vida hizo de tripas corazón y regresó a la casa de su padre que le recibió con los brazos abiertos y montó una fiesta en su honor. El hijo mayor, que estaba trabajando en el campo, cuando regresó y vio la fiesta homenaje a su hermano menor se enojó ya que a él, a pesar de haber estado siempre a su lado, nunca le había organizado una fiesta. Su padre le respondió, que “su hermano estaba muerto y había vuelto a la vida, estaba perdido y había sido hallado”.

Toda esta introducción religioso-cultural viene a cuento de la similitud que tiene la parábola con la salida y el reciente regreso de Illarra a la Real SociedadAsier es nuestro hijo pródigo particular.

Desde muy pequeño Illarramendi pasó a formar parte de la familia blanquiazul y en ella fue creciendo hasta hacerse un futbolista de renombre al que vinieron a buscar desde el Real Madrid; ésta es la herencia que le dio la RealAsier partió hacia Madrid pero no le ha ido todo lo bien que esperaba ni ha jugado todo lo que deseaba, ha malgastado dos años de su carrera deportiva y al final ha visto muchos partidos desde el banquillo y la grada. Visto que esa no era lo que había imaginado, ni lo mejor para su carrera deportiva a su edad, ha tenido que echar marcha atrás y volver a su casa, al equipo que lo encumbró. Y aquí, el presidente Aperribay y la afición le han recibido con los brazos abiertos.

Illarra realista

El hermano mayor

Pero yo me pongo en la piel del hermano mayor, de los jugadores que habiendo crecido aquí siguen permaneciendo aquí, que han jugado la Champions con la Real, algunos incluso escuchando cantos de sirena.

Pues bien estos jugadores, el día que se les presente una buena oportunidad también es probable que opten por salir, porque siempre tendrán la posibilidad de volver, se ha creado un precedente. Les hemos abierto una vía de escape a un hipotético fracaso.

Luego cuando Iñigo haga las maletas, o cuando Pardo coja un vuelo con billete de ida, o cuando Zaldua corra por otras bandas que no sean las de Anoeta, o alguna imberbe promesa como Oiarzabal o Zubeldia consideren la opción de probar fortuna en grandes clubs, nos echaremos las manos a la cabeza y maldeciremos la decisión tomada por los protagonistas que marchen.

iñigo illarra

Pero sabrán que si el nuevo horizonte que se abre ante ellos no les conduce a un oasis donde son lo importantes que se sienten aquí y la realidad esperada se diluye domingo tras domingo, aquí siempre tendrán su casa, porque se han hecho un hueco en el corazón txuriurdin y olvidaremos el desplante sufrido ante la perspectiva que puedan volver a la Real.

Y no sólo eso, sino que volverán como auténticos dioses, idolatrados por la afición que nos echaremos a sus pies pensando que van a ser el remedio milagroso a todos nuestros males. Pero sin olvidar que volverán manteniendo su nuevo estatus con una ficha propia de un equipo económicamente poderoso, que duplicará la que percibían antes de irse de aquí, y que envidiarán otros jugadores que se puedan creer tan importantes como ellos en el equipo.

Deportivamente hablando

Pero dejando al margen otras cuestiones, y centrándonos exclusivamente en lo deportivo, el regreso de Asier Illarramendi a la Real es un gran fichaje.

Si vuelve a dar el nivel que dio la temporada en la que la Real se clasificó para la Champions, Illarra puede ser el timón que necesita el equipo y que tan en falta hemos echado, no sólo en pretemporada sino también en las temporadas pasadas.

Puede volver a dar el equilibrio necesario en el medio del campo, con la recuperación y sobretodo distribución del balón, que sin duda alguna agradecerán los jugadores más ofensivos txuriurdines.

illarra distribuyendo

Es cierto que económicamente la operación ha supuesto un desembolso desorbitado, aunque en el computo global ésta haya sido muy positiva, pero también es probable que en el mercado haya grandes jugadores de ese perfil, con más experiencia, y a un precio bastante más moderado.

Una vez que se ha hecho oficial su regreso, desde estas líneas sólo nos cabe desearle la mayor de la suertes a Asier Illarramendi porque de ello va depender en parte la suerte y el devenir de la Real.

AUPA ERREALA!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: