David Zurutuza, un paso al lado necesario

Una vez terminado el partido del Sánchez Pizjuán los focos y las lupas se pusieron, principalmente, en dos nombres. El primero viene siendo un nombre recurrente esta temporada, el de Joseba Zaldua; mientras que el segundo es un nombre recurrente para algunas personas desde hace varias temporadas, el de David Zurutuza.

No voy a esconderme y a decir que yo no estoy dentro de esas personas, pues quien me siga por redes sabrá que, más allá de mi eterno respeto y agradecimiento a David, mi admiración por él como futbolista ha ido cada año decreciendo, hasta llegar a puntos de que el pelirrojo no me produjese más que simple indiferencia.

Sin embargo, esto no puede esconder la importancia capital que David Zurutuza ha tenido en el crecimiento exponencial que la Real Sociedad ha sufrido desde su caída a segunda en 2007, estableciéndose como capitán y emblema txuri urdin, como motor del centro de campo. Jugador con zancada elegante que, en sus mejores días, daba gusto ver en directo sobre el terreno de juego.

Pese a ello, la trayectoria de un jugador de fútbol no es eterna, por desgracia, y hay jugadores que acusan mucho más el paso del tiempo que otros, y eso en la Real Sociedad, bien lo sabemos. Hace poco nos despedimos, deportivamente, de dos de los mejores capitanes de la historia de la Real Sociedad, Mikel Aranburu y Xabi Prieto colgarían las botas en 2012 y 2018, respectivamente, tras una trayectoria brillante en el equipo de su tierra.

Mikel colgó las botas con 33 años, mientras que Xabi Prieto lo hizo con 35. En el fútbol actual estas edades pueden parecer demasiado prematuras para que un jugador decida abandonar su trayectoria deportiva, sin embargo ambos decidieron dar un paso al lado (en forma de retirada) antes que lastrar al equipo de su vida o vestir otra camiseta.

En el caso de Zurutuza estamos viendo que igual es el momento de hacer algo parecido, algo parecido no ya a lo hecho por estas dos leyendas, sino a lo hecho por jugadores como Carlos Martínez, Ansotegi o Mikel González, tres emblemas del club que decidieron salir a probar fortuna con otras camisetas con 32, 34 y 32 años respectivamente.

El de Rochefort tiene actualmente 33 y se encuentra en un momento en el que, por nivel, pero sobre todo físico y ritmo, parece difícil que vaya a poder aportar algo al equipo más allá de tapar a los que vienen por detrás, al margen de ofrecer un buen rendimiento en algún partido suelto. Ante esta situación el francés tiene la oportunidad de decidir si probar fortuna en otros lugares, como ya hicieran Jon, Txarly o Mikel anteriormente; si colgar las botas, como ya hicieran Mikel y Xabi en su momento; o si quedarse a intentar vivir una segunda juventud en el club de su vida, como puede ser el caso de Joaquín en el Betis.

La decisión final está, obviamente, en manos de Zurutuza y habrá que respetar la voluntad de aquel que ha sido emblema y faro de los mejores años de la historia reciente de nuestro club.

Pese a ello, parece que poco a poco va siendo más evidente que para David Zurutuza quizá lo más adecuado sea dar un paso al lado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: