Malditos horarios

Foto gipuzkoasport.com

Malditos horarios

No hay nada mas triste en el fútbol que ver un campo vacío. Y ayer, nuestro compañero Mikel nos dejó su artículo sobre esto. Es un artículo que recomiendo leer al 100%, creo que todo el aficionado de este deporte debería hacerlo, sea del equipo que sea.

Lo que lleva sucediendo estos últimos años en la Liga Santander (actualmente llamada así) solo tiene un nombre y se llama vergüenza. Partidos a las 13:00 horas del mediodía de un sábado y demás horarios cuyo objetivo no es contentar al aficionado, sino el negocio. Se nos olvida que el fútbol es de los aficionados señores.

Por ello quiero mostrar el enfado acumulado desde algunas temporadas atrás. El 80% de los partidos televisados en abierto de la Real Sociedad, han sido disputados en casa. Como si no tuviéramos suficiente con las escasas entradas registradas en el resto de partidos disputados en nuestro feudo. Tampoco quiero decir con esto que todos los partidos que se televisen de mi equipo tengan que ser los que juega fuera, pero intentar algo intermedio.

Ya no solo es porque los socios como yo podamos ver en abierto más partidos que se juegan como visitante, sino porque no ayudan a la asistencia al campo. Trabajadores, niños, niñas, padres y madres que en un día como el de ayer no asistieron. Y sí, pasa en todos los clubs, pero en los últimos años la gran parte de los partidos emitidos en abierto de la Real Sociedad, han sido como local.

La afición de la Real va más allá de la situada en Euskadi y se extiende por el país. Por ello creo que para ellos es un punto a favor que televisen un partido de miércoles a las 22:00 horas, o un viernes o lunes (principio de semana) a las 20:45. Me parece correcto emitir partidos en abierto en ese horario por todo aquel que tiene prácticamente imposible desplazarse hasta Donosti, pero sigo creyendo que las cosas pueden hacerse más equitativamente. Y aunque los contratos con estas cadenas hayan servido para nutrir las arcas, es algo que no beneficia para nada al aficionado que es socio o abonado de dicho club.

Por otra parte, me parece vergonzoso que alguien que sea socio, viva en Donosti y no acuda al campo porque prefiere quedarse en casa viendo el partido. Es algo que una persona que acudió ayer desde Eibar, y que ve un centenar de autobuses aparcados en los aledaños de Anoeta que provienen de todas partes no puede tolerar. Vienen de los alrededores de Donosti, Bajo Deba, Urola, Mondragón, Vizcaya, e incluso dos autobuses desde Bilbao. Parece ser que somos nosotros los que tenemos que llenar el campo y los que fallamos en pocas ocasiones. Esos donostiarras que no acuden y además escudándose en argumentos como: “el equipo no transmite y son unos incompetentes”. En su derecho están de no acudir y de opinar libremente, pero creo que es una falta de respeto a los que vamos a Donosti desde otros lugares, los que no puedieron asistir ayer porque tenían trabajo y compromisos e incluso para los que no pueden asistir más que un partido al año porque viven lejos.

Después nos encontramos con los que dicen que es normal que la gente no acuda porque el equipo no juega a nada y no tiene aspiraciones. Pues después de “querer dejar ganar” al Rayo en Anoeta la pasada temporada por su afición, se os ha olvidado que quizás debamos ser más como ellos. Pero claro, pedimos ambición, y después ni acudimos al campo o queremos que el rival gane por simpatía a su afición.

También se nos olvida que estando en peores situaciones el campo estaba más lleno. Por ejemplo, la etapa en segunda división proporcionalmente, tuvo una mejor entrada que la de los dos últimos años.

A todo esto, no me refiero a aquellos trabajadores, padres y madres que cuidan de sus hijos u otras personas con compromisos que anoche no pudieron acudir. Pero tampoco creo que todos los que faltaron ayer pertenezcan a este tipo de aficionado.

Yo entiendo que haya incompetencia dentro del club, y que el equipo no ilusione y no transmita ilusión, pero no me sirve de excusa para faltar a una cita con tu equipo solo por verlo desde casa. De hecho, creo que ayer el equipo habló lo suficiente en el campo, y os lo perdisteis. El aficionado de verdad es el que nunca falla, el que va sin poner escusas siempre que su trabajo u obligaciones lo permita, porque no hay sitio donde mejor se encuentre para ver el partido que allí.

Pero esto, no soy capaz de soportarlo:vacio

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: