Real Sociedad 2-0 Celta: ¡Sueño cumplido!

Tras domar a los leones y eclipsar a las estrellas en nuestras dos primeras paradas, hoy en Remember recordaremos, posiblemente, uno de los partidos que más felices nos ha hecho en los últimos años.

Pongámonos en situación, Segunda División de la liga española, temporada 2009-2010, penúltima jornada. La Real Sociedad, tras estar tres años en la categoría de plata, acariciaba el ascenso con la punta de los dedos y para agarrarlo era necesario vencer al Celta de Vigo en Anoeta. El conjunto local venía de hacer una gran temporada y de cosechar una merecida victoria sobre el Cádiz en la anterior jornada. El Celta en cambio, a pesar de vencer al Gimnastic de Tarragona antes de visitar Anoeta, se encontraba en tierra de nadie en la clasificación.

Anoeta se vistió de gala con un lleno hasta la bandera y con 32.000 espectadores entregados y decididos a elevar a su equipo hasta la victoria. Martín Lasarte era consciente de lo cerca que estaba el ascenso y de la ilusión de todos los aficionados txuri-urdines, por lo que decidió sacar a toda la artillería: Bajo palos Eñaut Zubikarai; en la defensa cuatro hombres: por la derecha Carlos Martínez, por la izquierda Alberto De La Bella y la pareja de centrales Mikel González y Ansotegi; en el medio campo otros cuatro hombres: David Zurutuza, Xabi Prieto, Diego Rivas y Mikel Aranburu; y por último arriba dos hombres muy peligrosos, Antoine Griezmann y Carlos Bueno. El conjunto gallego, dirigido por Eusebio Sacristán, comenzó con los siguientes jugadores: en la portería Ismael Falcón; en defensa Sergio Ortega, Andrés Tuñez, Hugo Mallo y Roberto Lago; en el centro del campo Jonathan Vila, Michu, López Garai y Trashorras; y en la delantera Papadopoulos y Iago Aspas.

Muchos nervios tanto en la grada como en el campo, mucha ilusión también, pero los nervios dominaron sobre cualquier cosa durante la primera mitad. Dicha situación dio alas a un equipo visitante muy bien posicionado, que a punto estuvo de amargar la fiesta local. Una acción de Griezmann y un acercamiento de Carlos Bueno fue todo el peligro ofensivo de los donostiarras en los primeros 45 minutos, mientras que el Celta con un tiro lejano al larguero de Michu mereció algo más que el empate a cero con el que se fueron a vestuarios.

En la segunda mitad, los pupilos de Lasarte supieron sobreponerse a la mala primera mitad y la historia cambió. Y de qué manera, en el minuto 56 de partido, Xabi Prieto puso el uno a cero gracias a un penalti, cometido sobre Griezmann, con cierto suspense al tener que repetir la pena máxima por invasión de área. Marcó los dos disparos y, por desgracia, en la celebración se lesionó.

El Celta bajó los brazos y se convirtió en un espectador más en un Anoeta que fue una auténtica fiesta. A falta de media hora para el final, Carlos Bueno puso la guinda al pastel y para poner el dos a cero definitivo en el marcador tras un pase de cabeza del francés Antoine Griezmann.

El árbitro pitó el final del partido y la fiesta fue máxima. Los jugadores celebraron el ascenso junto a todos los aficionados que asistieron al campo, dieron la vuelta al ruedo, mantearon a Martín Lasarte, etc. Y es que no era para menos, la Real Sociedad recuperaba el lugar que le correspondía, la Primera División.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: