SUPERADOS | Sin poder querer

Fuente: lavanguardia.com

Algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud. «Gran moral» Aristóteles – Filósofo, científico e historiador griego –

Era esta La Temporada. Tenía que ser ésta. La primera sin pistas ni fosos. Sin esa orden de alejamiento amoral que nos impusieron en 1993 al dejar Atotxa enterrando en sus escombros los recuerdos de una época de triunfo y gloria. Era esta y no otra. La temporada de reenganchar a los que se fueron, de convencer a los que sueñan en grande, de reivindicar el viejo espíritu de bota y puro. Una temporada en la que el alma de Aitor se convierte en grada para que viva en nosotros el símbolo de nuestra pasión mancillada. Para que no se olviden. Para que siempre lo recuerden.

Era esta La Temporada de vernos de cerca. De rozarnos tímidamente al principio para terminar follando a lo loco. Así lo soñamos en septiembre cuando vimos el nuevo Anoeta por primera vez. Una puesta en escena que debía hacernos partir con diez puntos de ventaja, como mínimo.

Cuando querer no es poder

Pero no fue así. Y no fue por no querer. Tampoco fue por no poder. Quizás lo que nos pasó fue que no pudimos querer por la incuestionable mala gestión de una plantilla que se evidencia desde antes del arranque del campeonato. Un desequilibrio que no hace más que dar la razón a los que no ven en Europa un objetivo alcanzable.

Y no por no querer.
Y no por no poder
Fue por no poder querer.

Como esos presos en el corredor de la muerte que saben que por más que quieran ser libres las pruebas apuntan a su cruel destino incapaces de volver a soñar, porque saben que el sol ya no les está permitido. Por el resultado de sus actos.

Una temporada rara en la que hemos sido los mejores fuera de casa durante muchas jornadas, algo de lo más atípico. Con cambio de entrenador y con el regreso de un Imanol con las ideas demasiado claras en verano cuando decidió que su sitio no estaba en el banquillo del primer equipo Pero parece que aquí no se trata de lo que uno quiere. Tampoco de lo que uno puede. Aquí a uno se le obliga a poder.

Sin medios no hay resultados

Aquí no se trata de elegir ser Médico, atleta, astronauta, filósofo, buena persona, obrero o banquero. Para poder ser primero hay que querer. Pero más importante es poder hacerlo. La Real no puede soñar en grande porque no está preparada para hacerlo. No puede mirar a los ojos a la competición porque no tiene los recursos suficientes para competir con garantías. La Real no puede dar un golpe en la mesa cada vez que se le presenta la oportunidad de poner distancia con los competidores porque para tener fe primero hay que poder tenerla.

Y lo que vimos el viernes deja en evidencia las carencias que nos impiden ser lo que queremos. Si mirando al banquillo Imanol no ve en los suplentes garantías para dar un giro a la estrategia que cambie el rumbo de un partido, es que algo no se está haciendo bien. Pardo, Juanmi Sangalli frescos y calentando durante toda la segunda parte no fueron suficiente argumento para ser el revulsivo que lograra superar a un Levante que lo único que tuvo que hacer fue dejar que los minutos pasaran. Así se le gana a la Real y los rivales lo saben

No basta con decir que queremos ir a Europa ganando dos partidos seguidos. Hay que poder hacerlo. Tampoco ayuda que la bola no quiera entrar. Tampoco vamos a echar la culpa a la suerte a estas alturas, ¡que nos conocemos!

Se nos va La Temporada superados por nuestros propios errores. La gloria es una quimera para la Real. Como reza Aristóteles en su obra Gran Moral, para ser amigos no basta con querer. La amistad hay que trabajarla, cuidarla, mimarla, reñirla de vez en cuando. Para triunfar no basta con querer. Hay que poder. Y para ello, hay que hacer bien las cosas desde el principio.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: