MI SUEÑO | Tocar las Estrellas

Fuente: www.mundodeportivo.com

Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

Soñar es pensar con el alma. Es la representación onírica de nuestros deseos más íntimos. Conectar con nuestra esencia como quien contacta a través de la frecuencia modulada. Encontrar dentro de ti aquello que te gustaría echar fuera.

Todos tenemos sueños. De amor. Laborales. Personales. Sueños…

Dicen que los sueños, sueños son. Hacerlos realidad es algo parecido a tocar las estrellas. El éxtasis más pleno. Una explosión de placer sin límites.

Mi sueño es viajar en una nave y tocar las estrellas. De pequeña, fantaseaba con encerrar una chiquitita en un bote de cristal para traérmela a casa. Con su luz, la oscuridad no me daría miedo. Con su calor, no tendría frío en las noches de soledad. Su belleza infinita me daría poder para afrontarlo todo.

¿Se puede atrapar una estrella?

Mientras pensaba en la estructura de este artículo, he encontrado esa cita de George Bernard que me ha parecido maravillosa para ilustrar la evolución de la Real en esta liga. Recuerdo una conversación de barra de bar allá por el mes de agosto en la que el debate sobre nuestra plantilla nos llevó a fantasear con lo que tenemos ahora. Preludio de la temporada que nos tiene con cuarenta y un puntos antes de San Valentín.

Construimos castillos en el aire. Vivimos incluso una final de Copa que ya jamás se producirá. Imaginamos mil escenarios de victoria. Incluso quitamos las pistas y…¡Oh! Se nos puso un cuerpo de grada… Allí nació el fenómeno ‘Erreala Alé’. Un cántico que es el mantra de nuestras emociones.

Todo parecido con la realidad no es mera coincidencia. El equipo ha ido colocando las bases debajo de nuestros sueños para construir un pilar sólido que nos permita tocar las estrellas. No necesitaremos naves. Porque estamos en disposición de alcanzarlas por méritos propios. Este fin de semana hemos dormido en cuarta posición ¡Qué bien se duerme ahí arriba!

Por si lo deportivo no alimentara poco nuestra ilusión, estamos a pocas semanas de que empiecen las obras para convertir Anoeta en nuestro templo soñado.

Corren malos tiempos para los que sueñan derrotas TxuriUrdines. Juego. Goles. Cantera. Estilo. Victorias a domicilio. Después de la victoria en Barcelona y del golazo de Illarramendi, estamos tres puntos más cerca de las estrellas. Tres puntos más cerca de que nuestros sueños se hagan realidad.

Soñad conmigo. E imaginemos cantar el himno de la Champions muy cerquita del césped en un Anoeta sin pistas. Estrellas atrapadas en miles de botes de cristal. Estrellas que representarán todo lo que siempre quisimos tener.

En otro tiempo, estaría construyendo castillos en el aire. Hoy sé que tenemos sentadas las bases para hacerlo realidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: