MIKEL GONZÁLEZ, 300 | Suena a despedida.

Fuente: marca.com Mikel marca el 2-0 contra el Racing de Santander (Final 3-1) Enero 2014

Ya no ya no ya no es lo mismo no
no quiero seguir con esto a fuerzas
todo esto me suena a despedida despedida

Me suena a Despedida. SargentoRap

Como la guarda de la virginidad hasta el matrimonio que se profesaba antaño, Mikel González no ha conocido otro escudo. Toda una vida de dedicación, devoción y fidelidad al escudo de la Real Sociedad que culmina con una cifra envidiable de 300 partidos como Txuriurdin.

Todo lo que rodea este dato suena a despedida. Titular ante el Granada, Mikel puede haber cerrado su ciclo en la Real con esa cifra redonda, abandonando el terreno de juego como Capitán y siendo homenajeado por sus compañeros a través de las redes sociales.

Noble, correcto y cercano, Mikel es ese tipo de futbolista que te gana dentro y fuera del campo. Su paso por el equipo jamás pasó desapercibido. Vivió el drama del descenso y fue clave para volver a la máxima categoría. Relegado a segundo plano y devuelto a la titularidad en varias ocasiones, la carrera de Mikel jamás fue un camino de rosas.

Sé que éste ha podido ser el último, pero pienso más en que quedan tres y nos jugamos ir a Europa.
Mikel González.

Ante la inminente finalización de su contrato y teniendo en cuenta que parece no entrar en los planes de Eusebio, el adiós parece definitivo. La labor del futbolista no está en la grada. Si no en el césped. Por muchos partidos que hayamos visto a Mikel viviendo el fútbol desde el punto de vista de la afición, siempre ha estado disponible cuando se le ha necesitado. Y cumpliendo. Como el que más.

Nunca me han gustado las despedidas. Pero siempre he pensado que no se le pueden poner diques al mar y que cuando ya no es lo mismo, no merece la pena seguir. Quizás Mikel deba volar libre y buscar nuevas experiencias. Volver a sentir el gusanillo en el estómago que nos pone. Y sentirse importante. Útil. FUTBOLISTA. Vivir el fútbol desde donde debe hacerlo un amante del balón.

Cambio de escenario

Me cuesta decir adiós cuando el adiós aún no es definitivo. Como dice el propio Mikel, quizás no sea hoy el día de pensar el eso porque debemos tener todas las fuerzas concentradas en lograr el objetivo: EUROPA.

Sólo quedan tres jornadas. Duras. Eléctricas. Vibrantes. Tres partidos para que termine la liga y empiece a gestarse un nuevo escenario. No sólo en la vida de Mikel, sino de la propia Real Sociedad. Porque pasado el partido contra el Málaga, la imagen que hoy tenemos de Anoeta será un recuerdo. Cuando vuelvan a encenderse los fotos y comience a rodar el balón, la silueta habrá cambiado. Seremos testigos de la aniquilación de las pistas, del nacimiento del nuevo Anoeta,  y a buen seguro, de nuevas estrellas que, como Mikel, decidan encomendar toda una vida a la Real Sociedad.

No tengáis miedo al cambio. Porque estos adioses nos traen un cambio de tercio. Y esto que hoy suena a despedida nos prepara para que vuelva a comenzar la función.

¡SUERTE, GONTZA!

@cris_nudst

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: