ÍNTIMO Y PERSONAL | ¡Feliz Navidad!

Fuente: realsociedad.com

La pureza de la Navidad, se pinta de blanco.
La serenidad de la Navidad, se pinta de azul.
La PASIÓN de la Navidad, se escribe en MAYÚSCULAS
La felicidad de la Navidad se llama REAL SOCIEDAD.

Encontré el significado de la palabra ‘Ilusión’ cuando le vi sentado en las rodillas de Olentzero. No era consciente de que pedía imposibles porque la magia de la Navidad radica en creer que se puede sin poner en tela de juicio el ‘cómo’.

Volvería una y mil veces a ser una niña en la mañana de Navidad para creer sin miedo. Volar sin alas. Soñar despierta. Ver una realidad irreal y vivirla intensamente. No debería existir nadie tan osado para devolver a la realidad a un niño. Robarle la ilusión. Arrebatarle la inocencia.

Cerré los ojos en septiembre y me imaginé terminando el año en puestos Europeos. Vi una Real seria y optimista capaz de plantar cara a cualquier equipo. Vi en sus botas el fútbol más bonito de la liga. El equipo más creativo. La plantilla más equilibrada. Los goles más valiosos. Algo dentro de mi me dijo ‘Cris, si puedes soñarlo, puedes hacerlo’. Y creí.

Entonces aún no era Navidad ni siquiera en El Corte Inglés y el turrón no llenaba los estantes del súper mercado.

Abrí los ojos en diciembre y vi que la realidad superaba con creces mi imaginación. Una más que merecida quinta plaza y el pase a octavos de la Copa del Rey son dos regalos con el envoltorio más bello.

No tengo edad para andar sentándome en las rodillas de Olentzero pero si pudiera hacerlo le pediría continuar cosechando tardes de gloria. Seguir manteniendo encendida la chispa de un estilo vistoso y bello. Cabalgar como los Reyes Magos hacia su Estrella. Pero no hacia una. Sino hacia todas las estrellas de la Champions.

Ese es mi deseo navideño. ¿Cuál es el tuyo? Sueña. Imagina. Siente. Vive. Ilusiónate. 2017 puede ser el principio de una nueva época. ¡Una época sin pistas!

No dejes de soñar y haz que todo el año sea Navidad.

Íntimo y Personal

Hoy quiero enviaros desde Mi Rinconcito la postal más bella. Esa manuscrita cargada de amor y verdad. En estos días tan especiales, quiero que recibáis un millón de sonrisas y que seáis capaces de mantener viva la ilusión de un niño en la mañana de Navidad los 365 días del nuevo año que está apunto de comenzar.

¡FELICES FIESTAS, amigos!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: