EUROPA | Licencia para soñar

Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre, más se aleja. San Agustín (354-430) Obispo y filósofo.

“No hay camino a la libertad; la libertad es el camino” era una de las frases de carpeta más populares quitando el siempre socorrido “te quiero te quise y te querré son tres formas de decirte que no te olvidaré” Lo modificábamos a nuestro antojo cambiado libertad por felicidad, amistad… dependiendo de a quién se lo escribiéramos. Eran otros tiempos. Ahora se lo dices en un tweet que con más o menos suerte se hará viral.

En tiempo de twitter

Antes las cosas eran más sencillas y transcendían menos. Enviabas cartas en papel que tardaban tres días en llegar a destino y su contenido sólo era visto, entendido, admirado u odiado por su destinatario. Ahora ya no hay secretos. Es como si todos lo supiéramos todo en cuanto pasa por muy alejados que estemos.

Esta semana, se ha sembrado en caos en Hondarribia por una broma entre dos amigas que aseguraban haber visto una vívora de Gabón. El viernes partimos el peroné a Janu y la desesperación se adueñó de nosotros dando incluso la temporada por perdida. Al final, era sólo un esguince leve de tobillo que le apartará de los terrenos de juego dos semanas.

Licencia para soñar

Todos somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. Pero si hay algo que nos hace libres es soñar. En una temporada en la que hemos tenido que cambiar de entrenador, los números nos hacen pensar en Europa. Al propio Januzaj le hemos leído incluso la palabra Champions como objetivo. Los de la real somos un poco así, de pasar del todo a la nada en noventa minutos. Del te quiero para siempre al no me vuelvas a hablar nunca más en tu vida. Del eres el puto amo al deberían venderte mañana. No somos una afición de términos medios. Estamos acostumbrados a vivir en los extremos semana a semana y quizás sea eso lo que nos mantiene alerta.

En la última jornada, se vio la ola en la grada de Anoeta. Se vivieron tres goles que nos movieron algo por dentro. Se empezó a contagiar el empuje de la Grada Aitor Zabaleta al resto del estadio y si llega a haber un cuarto gol, estoy segura de que el estadio entero hubiera dado la espalda al campo para cantar la canción oficial de gol para volverse al unísono bufandas en mano en un ensordecedor cántico de júbilo.

Ese es el camino. Para eso hemos quitado las pistas. Para sentir de cerca las mieles del triunfo y poder aupar con más ahínco en la derrota. De mitad de la tabla hacia arriba y mirando a Europa afrontamos una nueva jornada con licencia para soñar. Erreala Ale!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: