EQUILIBRIO | Para seguir adelante

Fuente: eitb.com

La vida es como montar en bicicleta. Para mantener el equilibrio hay que seguir pedaleando.
Albert Einstein

Desde la última vez que nos vimos han pasado dos derrotas y seis goles. Los mismos que puntos perdidos. Dos partidos contra rivales de diferente índole pero que a la postre valen lo mismo. Dicen que lo difícil no es llegar, sino mantenerse. Y el secreto de saber continuar reside en el equilibrio.

Equilibrio: El secreto

Reflexionaba sobre la derrota en el Ciutat de València mientras leía un post que hablaba del punto de inflexión que supone que tu hijo pase de los ruedines a las dos ruedas. Equilibrio. Ese era el secreto. Y sólo se consigue cuando no dejas de pedalear.

Si lo trasladas a tu vida, puede que encuentres la clave para mirar hacia adelante cuando las cosas no van del todo bien. ¿Acaso no decía una canción que, precisamente, mirar hacia adelante era además vivir sin temor? Lo trasladé al fútbol y entendí que tras dos derrotas no cabe otra posibilidad que la de saltar al césped con las ilusiones intactas.

Hacía muchos años que no se respiraba tanta fe en el equipo. Prensa, aficionados. Todos a una por una temporada de ensueño. El los aledaños de Anoeta hace exactamente una semana, miré hacia la foto gigante que se posa sobre la tienda de la Real en Anoeta que luce la camiseta de este año, que me horroriza, por cierto. Y pensé que no llegaría a verla bonita ni sobre un once en bandeja de metal. Que si es fea, es fea. Y tampoco pasa nada…

Pero sería precioso.

Tirar del carro

Equilibrio. Recuerdo la lata que me dieron Platón y su filosofía en el Instituto y al abriros hoy Mi Rinconcito me ha venido esta frase a la cabeza.

“El hombre es un auriga que conduce un carro tirado por dos briosos caballos: el placer y el deber. El arte del auriga consiste en templar la fogosidad del corcel negro (placer) y acompasarlo con el blanco (deber) para correr sin perder el equilibrio.” Platón

Así Eusebio es ese barón de la antigüedad con el deber de dirigir el carro de nuestra plantilla durante el camino de la liga: el torneo de la regularidad. Tiene la misión de equilibrar el deber y el placer para caminar con paso firme. De pensar en la estrategia con la que nuestro estilo garantice la victoria.

Vendrán días donde juguemos con más corazón que cabeza. Días donde no salgan las cosas y las piernas no acompañen. También habrá partidos en los que la suerte se olvide de nosotros y a pesar de hacerlo todo bien, el balón no entre.

Pero, amigos, incluso en esos días donde perdamos de cuatro ante esos rivales que nos saquen los colores, tenemos que volver a la bici, pedalear muy fuerte para olvidarnos por siempre de los ruedines. Porque no existe otra opción que la de levantarse cada vez que caemos.

Tropezamos en dos partidos. Hoy tenemos una nueva oportunidad para pedalear hasta la victoria.

@cris_nudst

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: