ENRABIETADOS | Y sin derecho a pataleta

Fuente: eurosport.com

Cómo van a silenciar al jilguero o al canario ni no hay cárcel ni tumba para el canto libertario. Mago de OZ

Todo lo que ha rodeado al partido de Copa ha estado envuelto de un viscoso y negro ungüento de despropósitos que han terminado con la paciencia de todos. Han sido tantas zancadillas que empiezas a pensar que las casualidades de ese tipo no existen.

Pero parece que en la Real no tenemos derecho a pataleta. Tras el partido de Copa, Illarra alzó la voz para defender el honor del club, algo que empieza a ser tradición cada vez que el Barcelona juega en Anoeta. Y su enfado a derivado en una posible sanción por parte del Comité de Árbitros.

Siempre la misma historia”

Por si no teníamos bastante con haber jugado el partido de liga en Málaga el lunes, cincuenta y dos horas más tarde que nuestro rival, González González iba a ser el árbitro. Un colegiado que siempre ha sido más protagonista que los veintidós de campo. Y lo digo de esta manera para poner filtro a lo que pienso en realidad, que no se alejará demasiado a cómo lo calificaríais vosotros.

Durante noventa minutos se vieron cosas que apestan. Decisiones infames. Agravios comparativos tan evidentes que a mi me hicieron plantearme que esto del fútbol es un cuento chino en manos de unos dirigentes con aires de grandeza que sólo buscan copas y millones.

Antes incluso de comenzar el partido, el pito inicial sonó a las 21,13, con el Himno aún sonando en tambores y barriles. Escuchamos las alineaciones con el balón en juego. Y toda la parafernalia previa al partido terminó justo a las 21,15. Una falta de respeto que sólo buscaba humillar un poco más nuestra fiesta. De resaltar es que la segunda parte comenzó a las 22,18, tres minutos más tarde de lo debido.

Si entramos al juego en si, veremos el fuera de juego pitado a Zurutuza o esa segunda amarilla perdonada a Messi. El Barcelona sólo ha sido capaz de invertir su racha negativa con sus artimañas oscuras. Y aún así, sólo fue capaz de hacerlo por la mínima y de penalti.

¡A otra cosa, mariposa!

No hay tiempo para más, amigos. Hoy volvemos a Anoeta con la resaca triste de una fiesta truncada, pero con más ganas que nunca de llegar a la segunda vuelta con 35 puntos. Recibimos al Celta, un equipo potente y amigo. Y en el horizonte tenemos la misión nada sencilla de resarcirnos de lo del jueves hablando en fútbol en el Camp Nou. Supongo que llegados a este punto me llamaréis ilusa si os digo que me agarro a la mínima estadística de pasar a semifinales. Aunque de lo que realmente me dan ganas es de no presentarme a este circo copero.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: