El día de la bella

De despedidas, presentaciones y principitos

Su día. Su momento. El día de la boda es el día de ella. Es el día de la bella. ¡Qué guapas están todas! El día de la bella es ese día en el que dejas de lado todo lo demás para centrarte en tu vida. El traje es su mejor secreto. La sonrisa el mejor reflejo de su alma.

Lo bello del día es ver en otros ojos la felicidad que hay dentro de ti. No es por el rimel, la seda o el Champagne. Es la rubrica de fidelidad máxima; el inicio de la nueva etapa que tú misma has elegido. Para toda la eternidad.

Novia a la fuga

Esta semana hemos visto decir adiós a Alberto De La Bella. Una emotiva carta de despedida que nos ha tocado el alma. Como en los votos nupciales. Alberto consiguió robarnos un pedacito de nuestro corazón al confesar sus sentimientos hacia La Real. ‘Me he sentido como un canterano más’

Elegante y caballero. Amante bandido de la banda izquierda que ha estado con nosotros en lo bueno y en lo malo. Seis años de alegrías y penas. De fútbol y lesiones. Ascensos y Champions. Hoy nos deja para iniciar una nueva etapa en tierras griegas.

Cesión sin opción de repesca. Sin precio. Así lo firmaron. El día de De la Bella fue para mi el día de la bestia porque no consigo ver el sentido a esta operación.

Lo que la Real ha unido jamás lo separará el hombre

Y se marchó y no sé si a su barco lo llamó ‘Libertad’. De lo que estoy segura es de que Alberto siempre estará unido a La Real y a Donostia. Cuando se firma un contrato con la Real se sella la unión eterna de dos amantes que permanecerán unidos para siempre. Esta semana hemos visto triunfar en Europa a uno de los nuestros. Y digo ‘de los nuestros’ porque Griezmann siempre será de la Real aunque juegue para otros. Dos goles con los que Francia podrá disputar la final de su Eurocopa.

Conseguiste levantar a una afición; ahora levantas a un País’ Martín Lasarte. El padre de la novia

Y hoy a Europa entera, añade Cris García.

Esta semana Zubieta está de enhorabuena y no sólo por la vuelta a trabajo, al bullicio, a las salas de preparación, las duras sesiones para recuperar la forma. Está de enhorabuena porque la figura de Antoine es como ese diploma que cuelgas en tu pared que acredita tus logros. Algo que da caché y prestigio a tu trabajo. Tu orgullo.

El traje de la novia

No hay nada que una novia espere con más ansia que su reflejo ante el espejo la primera vez que se ve vestida de blanco. El traje de la novia es el secreto mejor guardado y ayer se desveló en Anoeta con la presentación oficial de la nueva equipación.

Ya tenemos el vestido. Aún nos falta confirmación oficial de alguno de los protagonistas más destacados; y los invitados estamos deseando presentar nuestras tarjetas para que empiece el espectáculo. Pero, seamos sinceros. Aunque la ceremonia es lo más especial para los novios, lo mejor del día de la bella es cuando se deja de estar bello. Se coge la servilleta y se ondea al viento para corear cánticos de grada.

¡Que vivan los novios!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: