D10S | En cuerpo y alma

Mi sueño no era ser futbolista. Mi sueño era ser jugador de La Real
Xabier Prieto Argárate. Jugador de la Real Sociedad 2003-2018. LeyendaRS

No dejo de imaginarme al pequeño Xabi enfadado en su habitación castigado sin ir a Atotxa. Bueno. Realmente, me cuesta creer que le castigaran alguna vez siendo como es o quizás esos castigos le sirvieran de lección para convertirse en el hombre que es hoy.

De hombre a Divinidad

Hubo un tiempo en el que un ciudadano humilde fue elevado a la categoría de Dios. Tal fue la magnitud del recuerdo de sus obras que su doctrina se convirtió en cátedra. Él no hubiera estado de acuerdo en ser privado de las cualidades mundanas para ser Divinidad. Porque profesaba la humildad en defensa del pobre. Descalzaba sus pies para pisar tierra firme aunque ello supusiera sufrimiento. Y aceptó la muerte con la complacencia de quien sabe que ese es el fin real de cualquier ser humano.

Pero la leyenda ensalza al mito. Y lo que hoy es un futbolista mañana puede convertirse en un icono y modelo a seguir. Y Xabi Prieto ya es Leyenda. Es la máxima representación de los valores del club. Espejo en el que deben mirarse los chavales de la cantera. Y es que esa frase con la que encabezo el post debería estar presente nada más entrar en Zubieta, en las libretas en las que cojan apuntes, en los calcetines, balones, ropa de entreno. Incluso en el techo de su habitación para que sea lo primero que vean al despertarse y lo último al acostarse.

Xabi Prieto se quedó con nosotros para ser futbolista de la Real. Ser tan adorado y querido por tu afición es algo tan inmenso que soy incapaz de expresarlo con palabras. Vivirlo en primera persona, debe de ser la hostia. Y Xabi Prieto se quedó para experimentarlo.

Rey de Reyes.

Ser de La Real es ver la imagen de Xabi Prieto aferrándose al escudo con cara de rabia y sentir que te sube un cosquilleo indescriptible por el estómago que llega a tu garganta haciendo que se te llenen los ojos de lágrimas. Porque él es la Real. Aperribay llegó a decir que con once como él estaríamos ganando la liga. En eso debe trabajar el club. En converir Zubieta en una escuela de jugadores de la Real y no de futbolistas.

Quizás no se vea como entrenador o presidente en el futuro. Pero yo lo nombraría Director de Zubieta y, y, dicho sea de paso, homenajearía su figura con un partido de inauguración del Nuevo Anoeta. ¡Se merece jugar sin pistas al lado de Aranburu!

¡Gracias por tanto, Capitán!

Te escribo a ti, directamente, que sé que me leerás como siempre has hecho. Quiero recordarte con tus virtudes y tus defectos. Con tus tardes de gloria y los momentos de bajón. ¡Tengo tanto que agradecerte que necesitaré dejar abierta la puerta de Mi Rinconcito más tiempo de lo normal y contártelos por fascículos!

El día que te pregunté si la próxima carta sería de despedida o de amor, me respondiste “aún no sé si habrá carta o no, pero siempre será de amor”. Después llegó el aluvión de mensajes con el el mundo del fútbol te ha brindado una despedida a la altura de tu grandeza devolviendo con fuerza todo el amor que nos has dado.

Efectivamente. Fue de amor. De un amor incondicional. Puro. Sereno. Maduro. Apasionado. Un amor que será eterno. Inmenso. REAL. Demostraste que hay cosas que no se pagan con dinero. Que ser feliz no tiene precio. Y que una copa está al alcance de muchos. Pero ser hombre de club, leyenda y mito está al alcance de muy pocos. Tú eres nuestro mesías, siguiendo con el símil.

La Real no pierde un futbolista con tu retirada. Gana un referente, un icono y un embajador a nivel exponencial del sentimiento txuri urdin. La Real es nuestra religión y tú nuestro D10S REAL en cuerpo y alma.

¡Gracias por ser existir, Capitán!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: