MI CAPITÁN | 500 noches y un sueño

La leyenda en su partido 500 como txuri urdin

Cuanto más se aproxima uno al sueño, más se va convirtiendo la leyenda personal en la verdadera razón de vivir.
Paolo Coelho. El Alquimista

¿Cuántas noches hay que soñarlo para que pueda hacerse realidad? Sabina cifraba en 500 las noches necesarias para olvidarla. Desde luego tras quinientos partidos como TxuriUrdin, Xabi Prieto ha conseguido un liderazgo total en el primer equipo.

Quizás sea su mejor momento y la del viernes su mejor noche. Su Gran Noche. Bajé desde mi asiento y e intenté mirar a través de sus ojos a un Anoeta en pie que rugía su nombre y batía sus palmas con una fuerza descontrolada. Fue un minuto mágico. Por él. No conseguí bajar el vello del cuerpo antes de que su gol lo envolviera todo de una atmósfera idílica. Una noche perfecta. Un homenaje a la altura de un Caballero REAL.

Desde que firmara su renovación por un año más, veo cada partido como un último baile. Una oportunidad para verle y vernos. Quizás ser consciente de que está disputando sus últimos partidos le hagan entregarse en cuerpo y alma para dejar en nuestras retinas su mejor versión.

Se le quitan a una las ganas de parpadear por si se pierde una ‘prietinha’. Esas filigranas oportunas y elegantes que sólo alguien que mima el balón es capaz de ofrecer. Su fútbol es una melodía serena y cortés. Su partitura, el corazón.

Xabi Prieto, Leyenda

Nada es para siempre. Y sólo los dioses son inmortales. Sólo quien se convierte en Leyenda puede hacer de su persona un mito. Yo creo en la Leyenda de Xabi Prieto. Y creo en que su vigor sea tan potente que los chavales de Zubieta sueñen con emular su hazaña. Pretendido y ansiado, Xabi encontró en La Real todo lo que siempre soñó. De esos futbolistas que dicen que nos aparecen una vez cada diez años.

Xabi es mucho más. Es un líder. Un verdadero Capitán. Mientras le escuchaba en la Cadena Ser bromeando con que no llegaría a los 550 partidos, fui consciente de que Xabi no estrenará el Anoeta sin pistas que su fútbol merece. ¡Qué injusto! Por cierto, fue rarísimo ver el fondo vacío, ¿verdad? Una razón más para la emoción. Ver que la abolición de las pistas es una realidad me puso. Mucho.

Con una noche como la del viernes, lo suyo hubiera sido que la Leyenda de Xabi Prieto abriera todas las portadas de la prensa deportiva. Una marca difícilmente alcanzable por cualquier canterano en su club debería ser digno de admiración. Pero la prensa nacional lo pasó por alto. Demasiado ocupados en otro “f€tbol”, supongo…

Pero no me importó. Cogí esa foto que ha dado la vuelta a la redes sociales con un Xabi Prieto apretando el escudo de su camiseta con tanta fuerza que temí que lo arrancara. Y la admiré una y otra vez. Con orgullo. Porque su fútbol es de equipo. De club. Y el sueño de su infancia hoy traspasa las barreras de lo real para convertirse en Leyenda.

Aún me quedan muchas tardes por disfrutarte. Muchas mañanas por escribirte. Muchos goles que celebrarte. Pero en tu noche 500 quiero unir mi voz a la de toda esta afición. Vuelvo a ponerme de pie hoy domingo sola en Mi Rinconcito. Y batiendo las palmas con la misma intensidad del viernes vuelvo a decirte GRACIAS con todo el orgullo que un TxuriUrdin debe sentir por su cantera.

Gracias, Capitán.
Ya eres LEYENDA.

@cris_nudst

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: