AGUR,VELA | Pero sigo siendo El Rey

Fuente: as.com

Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero y mi palabra es la ley. No tengo trono ni reina ni nadie que me comprenda pero sigo siendo el Rey. Maná

Cerramos una nueva página en la Historia. El Mexicano Carlos Vela jugó, triunfó y se despidió por todo lo alto de la Real Sociedad. En Donostia deja los mejores años de su vida deportiva. Un futbolista diferente. Algo extravagante. Se dice de él que no le gusta el fútbol. Pero lo que en realidad quiere decir es que dedica a su vida las horas que le quedan libres lejos del terreno de juego.

Una despedida inolvidable

Jamás vi una despedida como la suya. Digna de un Rey. El fútbol de Carlos siempre ha necesitado el alimento de la grada para brotar. Y quedó demostrado en el gol con el que nos devolvió todo del cariño que le tenemos. En el último minuto. Una explosión de sentimientos enfrentados. Rabia por su marcha. Porque es demasiado joven y demasiado bueno para dar por finalizada su carrera en la élite en una liga sin caché. Eso es lo que sentí desde el momento en el que Carlos fue presentado con su nuevo equipo al otro lado del charco. Podría seguir dándonos tanto…

La sentencia que mejor le define es que se trataba de un futbolista de una talla superior al de nuestro club y que, por su carácter distinto, cómodo y conformista, decidió regalarnos los mejores años de su vida. Mikel Recalde

Pero hoy su marcha me produce una profunda admiración y respeto. Porque no estamos acostumbrados a que un futbolista lo cambie todo por vivir en calma. No nos gusta el fútbol moderno, pero en realidad esperamos de los buenos que sigan en activo por dinero.

Carlos Vela, el Rey

La atmósfera se cargaba de magia cada vez que Vela imaginaba con el balón en los pies. Nos ha dado tanto que me resulta imposible asimilar que la vela se nos consumió… de tanto usarla. Recuerdo esos veranos en los que nos abrumaba la idea de perderle. O aquel año en el que conseguimos que fuera 100% Txuriurdin. Vela era un seguro de vida. Respetado y temido por los rivales a partes iguales.

Con su marcha, Carlos ha tomado las riendas de su vida primando la tranquilidad al fútbol de élite. Estoy segura de que en su nuevo equipo seguirá siendo el Rey. Llega como una estrella. Puso en pie a Europa el día de su adiós.

Un futbolista que jugaba al fútbol porque se le daba bien. Sin más pretensiones. Hemos escrito mucho sobre Carlos. Nos ha dado la réplica para escribir las crónicas más apasionantes. En Anoeta seguirá atronando para siempre su nombre. En su despedida besó el escudo. Y eso nos pone.

No importa importa el dinero. Ni que comprendamos su decisión. Porque Vela va a seguir siendo el Rey y TxuriUrdin para siempre

El vestuario de la Real despide por todo lo alto a Carlos Vela después de la victoria por 3-1 al Sevilla con tanto del maya en el último minuto

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: