López Ufarte: “La Real puede ganar una Copa o una Europa League”

Beñat Barreto | San Sebastián

De Fez (Marruecos) a Pau. De Pau a Irún y de Irún a la playa, donde dio sus primeros pasos como futbolista. Cualquier aficionado de la Real que tenga algo de edad recordará el dorsal 11 como el dorsal de las diabluras. Zurdo cerrado, hábil con el esférico, regateador puro, elegante… Era el “11 jugón” de toda la vida. El más talentoso de la inigualable Real Sociedad de Alberto Ormaetxea. “Eta hamaika, López Ufarte” que diría el viejo Atotxa.

Pregunta: Nacido en Marruecos y sin raíces vascas, ¿cómo acabas descubriendo San Sebastián?

Respuesta: Mi padre nació en Barcelona y mi madre en Almería y se fueron a vivir allí. Después de la guerra se van a Marruecos en busca de trabajo para sacar adelante a la familia. Viví 9 años en Fez y luego 3 en Casablanca. Allí ya jugaba al fútbol. Muchas veces eran partidos de 20 contra 20, en patios o donde pilláramos. Más tarde nos trasladamos a Pau, aunque yo allí no llegué a vivir, porque quería respirar fútbol. Entonces es cuando llego a Irún y descubro San Sebastián por la playa puesto que comencé a jugar en La Concha.

P: Comenzaste en Las Vegas de Irún en la playa de La Concha y ya la Real te echó un ojo allí. ¿Cómo recuerdas aquella época?

R: Pues Las Vegas era una bolera que estaba muy cerca del instituto. Y en uno de los recreos vinieron a ofrecerme jugar con ellos en la playa. El primer año ya fuimos campeones y nos empezaron a valorar en Irun. Hicimos un gran equipo y destacamos unos cuantos.

P: De hecho, os ofrecieron a ti y a otros 5 compañeros ir a la Real, pero tú pensaste que todavía no era el momento.

R: Sí. Cuando teníamos 14 años vinieron a ficharnos 6 jugadores del equipo. 5 y a mí. Da la casualidad que los 5 ficharon por la Real pero yo no. Me parecía todo muy precipitado y me quise quedar ahí. Pero paradojas de la vida, yo acabé más tarde en la Real y ninguno de ellos llegaron ni siquiera al Sanse. Acerté sin lugar a dudas.

P: Ya en el Real Unión tenías una habilidad innata para regatear. ¿De dónde viene ese don?

Dormía con un balón en la cuna, sería cosa de mi padre

R: En Marruecos en el patio del colegio. Como éramos tantos, porque los partidos eran de 20 contra 20, o incluso a veces éramos 5 menos, no me quedaba más remedio que regatear en espacios muy reducidos. De hecho, ahora muchos entrenamientos se hacen así, en espacios reducidos. De todas formas, yo siempre estaba con un balón. Me acuerdo que dormía con un balón en la cuna. Imagino que sería cosa de mi padre.

P: Deslumbraste en Mónaco e incluso te apodaron.

R: Si. Pero antes debuto con el juvenil del Real Unión con 15 años. Aunque solo jugué dos meses porque inmediatamente me pasan al primer equipo en regionales. Antes no había Segunda B. Era Primera, Segunda, Tercera y Regional. Pues ese mismo año ascendemos a Tercera con un gol de cabeza, que no era lo mío.

Es entonces cuando empiezo a ir con las selecciones guipuzcoana y española. En un torneo de Mónaco con las mejores selecciones de Europa, ganamos aquel torneo y me nombran mejor jugador junto a un italiano, un tal Cabrini. Es entonces cuando el Príncipe Rainiero allí presente se le escapó un comentario: “qui est ce petit diable?”. Y ya de ahí un periodista español se lo dijo a José María García y él le dio resonancia hasta hoy, que todavía me llaman El Pequeño Diablo.

P: ¿Entonces es cuando te ficha la Real?

Cuando estás aquí solo quieres jugar en la Real

R: No. Yo cuando estaba en el Real Unión ya estaba fichado. Vinieron varios equipos a ficharme, entre ellos la Real, pero ya cuando estás aquí solo quieres jugar en la Real y te olvidas de todos los demás. Me fichan con 16 y me ceden al Unión y a los 17 es cuando debuto como txuri-urdin después del torneo de Mónaco. Recuerdo que murió Franco y a los días jugamos allí en Bilbao. Un partido de los de antes, con el barro hasta las rodillas, se tuvo que suspender el partido durante 5 minutos por una granizada que cayó.

P: ¿Cuál es el mejor recuerdo txuri-urdin?

R: Yo siempre digo que el mejor día de mi vida es cuando ganamos la primera Liga en Gijón. Obviamente, luego hay otras sensaciones como el nacimiento de tus hijos que están por encima, pero el día de Gijón es inolvidable. Más que el debut con la Real. Eso en aquel entonces al igual que ahora era impensable. Pero lo hicimos.

Zamora marca el 2-2 en El Molinón para dar la primera Liga a la Real Sociedad.

P: ¿Por qué muchos zurdos hoy juegan a pierna cambiada? En tus tiempos todo era 1-4-3-3 con dos extremos y centros al delantero.

R: Sí, así es. Aunque yo con Ormaetxea jugaba en el lado izquierdo, tenía más libertad. Sin embargo, muchas veces jugaba también por el lado derecho. ¿Eso a qué se debía? Pues como a Zamora y a mí nos marcaban hombre a hombre, al lateral derecho me lo llevaba al lado contrario donde tenía más problemas, y me seguía. De hecho, una vez me fui a cambiar las botas al vestuario y un tal ‘Carrete’ me siguió casi hasta al vestuario. “Oye, ¿a dónde vas? ¡Qué me voy a cambiar las botas al vestuario!

P: Eres hoy por hoy el que más penaltis ha marcado con la Real en Primera junto a Xabi Prieto (21). En la final de Copa de Zaragoza, marcas pero no puedes lanzar en la tanda.

R: Ah, mira, pues desconocía ese dato. Me puede superar todavía (risas). Yo era el lanzador oficial de penaltis, aunque he cedido alguno como el de la primera Liga. Yo ese partido estaba convencido de que me iban a hacer un penalti. Y se lo dije a Inaxio Kortabarria, cuando me lo hagan lo tiras tú y si se lo hacen a otro compañero lo tiro yo.

Y sí, en la final de Zaragoza no acabo el partido. Esa temporada jugué medio lesionado y aquel día tenía un vendaje en la rodilla. Estaba destrozado y tuve que pedir el cambio porque ya no podía ni andar. En la tanda, no sé si por no estar acostumbrados estaban más tranquilos pero metieron todos. Luego Arconada hizo el resto.

Arconada y Larrañaga levantan la Copa del Rey de 1987.

P: Xabi Prieto ya supero tus 474 partidos con la Real. A pesar de retirarse sin títulos, ¿está a la altura de los Gorriz, Zamora, Arconada, tú mismo?

R: Xabi Prieto tiene mucho mérito. Siempre lo dejaré en muy buen lugar. Es un jugador de la Real Sociedad que ha sabido estar el tiempo y en el lugar en el que le correspondía. Momentos buenos, pero también en los malos como en Segunda. Sin quitarle mérito ni mucho menos, no tiene la misma importancia que los Zamora, Satrustegui, Arconada… pero tiene mérito que en estos tiempos, sin ser un jugador de los top, ha sido capaz de jugar tantos partidos y llegar a donde ha llegado.

P: Ya no quedan jugadores como él.

R: Hay que resaltar su amor a la Real Sociedad, pero también su normalidad como persona. Yo a esos valores que él transmite le doy muchísima importancia.

P: Estando el fútbol como está, con el mercado inflado donde prima el dinero, ¿ves a la Real ganando un titulo en el futuro más cercano?

R: Difícil. De Liga lo veo prácticamente imposible salvo que con todos los partidos que se juegan ahora se pueda colar alguno de los que están un listón más abajo. Tiene que sonar la flauta.

Otra cosa es la Copa, la Copa sí que le veo capaz de ganarla a cualquiera de los grandes. Y por qué no ganar algún día una Europa League, claro que la puede ganar. Pero para eso hay que tener mucha plantilla. Aunque ahora me sorprende, ahora son 23-24 tíos en la plantilla cuando antes jugamos 11+2, que eran los cambios. Y no nos lesionábamos tanto. Era otra época. Ahora hay más lesiones, probablemente porque el fútbol es más duro aunque está más protegido. Tengo que reconocer que los jugadores de hoy en día son mejores.

P: Semana de derbi casi sin alicientes. ¿Cómo era en los 80 un partido de ese calibre?

R: Un derbi siempre va a tener alicientes. Está claro que la temporada de ambos ha sido muy mala. Yo siempre he dicho que en un partido de este tipo no importa la clasificación. Los derbis de antes eran mucho más físicos, duros. Y barro, siempre había mucho barro.

P: ¿Qué esperas del sábado? Un resultado.

R: Con Imanol hemos ganado consistencia defensiva. Antes con Eusebio no la teníamos. Esa consistencia, no solo de la defensa, de todo el equipo, se tiene que mantener. Y lo del otro día contra el Málaga no me lo esperaba. Cuando leí lo de que no hicimos una sola falta no me lo creía. Yo mismo que era delantero una o dos faltas ya hacía y eso que no era agresivo. Siempre recibía más patadas. Es inconcebible que la Real no diese ni una sabiendo lo que ha sido la Real. La Real tiene que ser siempre agresiva, pero agresiva con el balón, no dar una patada por dar. Eso es ser un estúpido. El buen fútbol es atacar bien y defender bien. No vale solo una de ellas.

Somos superiores, tenemos mejor equipo que el Athletic y por lo tanto lo lógico es ganar. Diría un 2-1 o un 3-1.

P: Imanol Alguacil.

R: Está haciendo las cosas muy bien, le tengo mucho cariño porque además le entrené estando en la primera plantilla. Era un lateral derecho de garra, que sabía subir cuando tenía que subir. Ojalá le vaya todo muy bien para que vuelva a donde quiere, de momento, estar, que es el Sanse. Y si la Real algún día lo necesita pueda volver a hacer lo que está haciendo.

P: Iñigo Martínez.

R: El quería salir de la Real como fuese, ya lo intentó en verano con el Barcelona pero le salió rana. Y si te vas al Barcelona pues, bueno, ya está. No diría que se quería ir a cualquier sitio, pero casi. Se va por dinero, pero hay que respetarle, yo no soy nadie para achacar su decisión. El no se veía en la Real y ya está.

P: No está la Real en su mejor momento. ¿Qué le hace falta al club para tener esa regularidad año tras año?

R: Uf. Pues diría que plantilla. Aunque no queramos, todo no puede salir de Zubieta y lo de fuera hay que traerlo con dinero. Yo soy muy de la cantera, de casa, pero solo con eso no vale. Para estar en Europa casi todos los años necesitas calidad, y esa calidad no la encuentras en Zubieta porque tienes que darle tiempo al tiempo, entonces hay que fichar.

Luego tampoco podemos tener algunos problemillas. Hay veces que parecemos maitias como el domingo pasado. Esas cosas se tienen que eliminar del lenguaje futbolístico de la Real, porque la Real tiene que ser un equipo luchador, que sepa a lo que juega y con jugadores que marquen la diferencia cuando vengan de fuera.

P: Tu 11 está libre. ¿A quién se lo adjudicamos?

R: Puede que a Oyarzabal. De hecho le intentaron comparar conmigo. Hicimos un programa con Movistar Plus, pero yo siempre dije que él tiene un 46 de pie y yo tengo un 39. La comparación no es tal porque él juega de otro modo, tiene más recorrido, yo era hacer jugar a los demás, intentar dar el último pase. Somos tan diferentes que no sé si hay un 11 y un 10 en la actual plantilla.

En pocas palabras

El mejor recuerdo como txuri-urdin. El triunfo en Gijón.

Un gol. El del Bernabéu con la derecha sorteando a varios defensas y desde fuera del área metiéndola por la escuadra a Miguel Ángel.

Atotxa. Un santuario. Algo maravilloso.

Volksparkstadion. Hamburgo SV 2-1 Real Sociedad. Fuera de juego. Inaceptable. Se lesionó el linier oficial y pusieron a otro que estaba por allí que no sabíamos quién era.

Arconada. El mejor portero que han visto mis ojos. Un líder.

El gol de Zamora en Gijón. Una alegría inmensa.

John Benjamin Toshack. Cambió algo la dinámica de la Real Sociedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: