Las dudas del Villarreal de Escribá.

Foto: Getty Images.

Ya bien sea por la derrota en el debut liguero 17/18 ante un Levante que fue muy superior o por las quejas de la propia afición amarilla, de momento el submarino está inmerso en un mar de dudas. Es más, el partido de Anoeta no será nada fácil para los amarillos porque llegan con dos días menos de descanso además de acumular lesiones de jugadores importantes como los Soriano, Bruno y Roberto, a las ya sabidas de Cheryshev, Adrián Marín, Asenjo entre otros, siendo serias dudas además Mario y Bonera. Casi nada.

Cómo y dónde encajar a Bacca

La llegada de un delantero top como Carlos Bacca al conjunto castellonense hace que Escribá tenga aun más dudas ─benditas dudas─ de cómo confeccionar su once. El técnico tiene la difícil tarea de adivinar como encajar esta nueva pieza del puzzle que en el que sus dos delanteros, en principio, no son propensos a jugar juntos.

Bajo la humilde opinión de un servidor, Bacca es mejor delantero, o más completo, que Bakambu. Este último es uno de los mejores corriendo al espacio realizando desmarques de ruptura, pero en el resto de registros se queda algo corto. El congoleño necesita espacio y lanzadores de pases ─Fornals, Trigueros, Bruno─ para poder hacer daño mientras que Bacca se permite ser algo más autosuficiente.

Foto: Getty Images.

Es por esta última razón (necesidad de espacios) por la que puede que el Vilarreal de Escribá modifique su esquema (durante la temporada) típico en los últimos años (1-4-4-2) con Marcelino a una especie de 1-4-2-3-1 con tan solo un delantero de referencia.

Bruno, Trigueros y ahora también Fornals

Que el doble pivote formado por Bruno y Trigueros lleva siendo una referencia en la Liga desde hace cierto tiempo es un hecho. Capaces de jugar a pocos toques, recuperar y posteriormente salir rápido, les hace ser una pareja interesantísima. Pero si es que encima les pones por delante a una de las últimas perlas del fútbol español como Pablo Fornals se te queda un centro del campo exquisito. Mientras que los dos primeros rompen esa primera línea de presión, Fornals está llamado a ser ese jugador que conduzca, haga vertical al equipo y de ese último pase para que los jugadores de banda profundicen o incluso buscar al hábil Bacca, que en zona de tres cuartos se mueve como pez en el agua.

De momento, Fornals va en banda

Debido a la gran cantidad de bajas, parece que Escribá planteará un partido con dos líneas de 4 muy juntas para poder robar y salir rápidamente con Bakambu y Bacca en la punta de ataque. Como hemos comentado al inicio del análisis, veremos cómo se complementan, y sobre todo, ver si se molestan, los que están llamados a ser los máximos artilleros del Villarreal. El último precedente de Bacca con un compañero no resulta nada positivo. Recordemos que el Sevilla de Emery se caracterizó por un juego profundo de bandas y contundencia en el centro del campo en el que Bacca y Kevin Gameiro apenas jugaban juntos porque se quitaban espacios entre ellos.

El hecho de que Escribá plantee un 1-4-4-2 nos hace indicar que de momento Pablo Fornals, una de las perlas del fútbol español, se sitúe en banda izquierda. Desde ahí, seguramente lo veamos en posiciones centrales para poder estar más tiempo en contacto con la pelota. Ahí pierde calidad, veremos donde acaba jugando el resto de la temporada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: