El juicio final, ¿Peleamos por no descender?

Pasan las jornadas y no remontamos, seguimos con los 23 puntos, insuficientes para estar tranquilos, y los resultados de la 2ª vuelta en comparación con los de la 1ª no invitan a la esperanza.

Esta semana duelo a vida o muerte en Anoeta, en la jornada de viernes, que corresponde a la 22ª de la Liga Santander, donde nos enfrentaremos a un Deportivo en descenso, que de ganar, vería mucho más de cerca las opciones de salvarse.

Un Deportivo que viene herido por tener 3 puntos en la mano la jornada anterior ante un Levante que también va en line descendente, y que los perdió en los últimos minutos cuando iba ganando 2-0 en el minuto 80.

Para mañana, el conjunto gallego llega al partido con dos bajas muy sensibles, Celso Borges y Florin Andone se perderán el encuentro por sanción y lesión respectivamente, con lo que les queda encomendarse a sus dos estrellas de casa, Adrián y Lucas, junto a otros jugadores peligrosos como el turco Emre Çolak, Fede Cartabia, Zakaria Bakkali, o el recién incorporado, Krohn-Dehli.

Por lo que respecta a su modelo de juego, un modelo de juego bastante poco definido, basado en la supervivencia, no poseen jugadores de extrema calidad como para imponer su estilo de juego jornada tras jornada, pero el hecho de saber eso, les hace más fuerte al no tener ningún tipo de complejo para plantear cualquier partido de la forma que sea. Su único objetivo, es sacar 3 puntos como sea y de donde sea para llegar a la jornada 38 entre los 17 primeros clasificados de la Liga, lo que les libra del descenso.

Modelo de juego reflejado en su 4-1-4-1 en línea con la presión a ¾ de campo, defendiendo su el bloque medio con las dos líneas de 4 delante de portería para evitar ser superados y tratar de evitar que los equipos que juegan bien al fútbol –o lo intentan- les creen demasiados desajustes, y optan por esta organización defensiva equilibrada y sencilla.

Un histórico de primera división, que no venderá cara su permanencia otra campaña más y que planteará un partido rocoso, difícil de superar sus líneas de presión y que van a pelear por cada balón divido como si no hubiera otro más.

Debemos ser cautos y pacientes en el partido de mañana, un partido que no se ganará fácilmente y que deberemos pelearlo hasta el minuto 94 porque cada vez nos urgen más los puntos, cada vez el abismo está más cerca, y aunque nadie crea que seamos un candidato al descenso, es mejor no tener opción a comprobarlo, así que los duelos directos, hay que sumarlos de 3 en 3.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: