Desmontando al rival: Sevilla FC

“La vida ya no es igual sin Emery”

Se marchó rumbo a París probablemente el mejor entrenador de la historia del Sevilla en cuanto a títulos conseguidos. Unai Emery hizo las maletas con tres trofeos de Europa League bajo el brazo (2014, 2015 y 2016) dejando paso a otro gran ganador de grandes competiciones como es Jorge Sampaoli.

Se pedía tiempo a comienzos de temporada desde la ciudad de la Giralda para un equipo en evolución que una vez más se tuvo que recomponer tras la marcha de su goleador Kevin Gameiro. Junto con Sampaoli, llegaron grandes talentos como Nasri, Ganso, Franco Vázquez o jóvenes talentos como puede ser Ben Yedder. Con la cuesta de enero entre ceja y ceja, el Sevilla se ha formado y conjuntado para volver a ser otro año más, un equipo que puede competir con todo y con cualquiera.

Formación nueva con el 1-3-5-2

En este nuevo fútbol moderno se van viendo modificaciones tácticas sobre el césped y una de ellas es la de los tres centrales. Sampaoli probó (1-4-1-4-1), modificó y finalmente encontró la manera de sacar el máximo provecho a sus jugadores gracias a este esquema de 1-3-5-2. Desde el principio el argentino comentó que quería jugar al ataque y esto comentaba en su llegada a Sevilla: “Soy una persona extremadamente apasionada por el ataque. Van a ver en mí un entrenador que nunca va a ceder el protagonismo. Y para eso necesitamos contagiar mucha rebeldía al grupo para hacer de este equipo un equipo respetado por toda Europa, como ya lo es”.

Si hay alguien que sin duda está marcando las diferencias en este Sevilla es Samir Nasri. En Nervión no gustó del todo su llegada tras sus últimas temporadas pero ha convencido a todos con sus actuaciones sobre el terreno de juego. Junto con N’Zonzi en el doble pivote, el francés está siendo el jugador desequilibrante en la zona de medios puesto que atrae jugadores rivales generando así espacios para otros compañeros. A su vez, al juntarlo con el N’Zonzi, Sampaoli ha encontrado ese equilibrio que necesitaba tanto tras las primeras jornadas ligueras. Una vez que recibe en el carril central, Nasri está siendo capaz de jugar fácil con los interiores, Vitolo, Franco Vázquez o el que juegue, rompiendo esa línea de presión rival a la hora de sacar el balón jugado.

La importancia de los laterales

Si la importancia de los tres centrales es capital en este Sevilla de Sampaoli, los dos laterales no se quedan cortos. Tanto Escudero como Mariano están aportando muchísima profundidad en las dos bandas además de llegada. El español ha llegado a ir con la selección absoluta gracias a su gran trabajo en el costado izquierdo de Nervión. Ambos, además de llegar a defender cuando es necesario, también están demostrando que en ataque también son capaces de sumar para su equipo.

Un pero: el ‘9’ sin gol

Uno de los mayores hándicaps de este Sevilla está siendo la falta de gol de sus delanteros centros. Sin duda alguna, la marcha de Gameiro al Atlético de Madrid ha hecho mucho daño en esa demarcación y realmente creo que los de Nervión no disponen de ese delantero centro nato goleador que han tenido otros años. Kanoute, Luis Fabiano, Negredo, Bacca y Gameiro, han dejado tantísimos goles a la entidad que es muy difícil llegar a suplirlos.

Llegaron Vietto, Correa y Ben Yedder para intentar olvidar a todos estos ‘nueves’ pero de momento no se acercan a las grandes marcas goleadoras que consiguieron los mencionados previamente. Las cualidades de sus delanteros son totalmente diferentes. Vietto, un joven argentino que sigue creciendo a pasos agigantados pero que de momento no ha explotado de cara a gol. Velocidad, cambio de ritmo, asociación en los carriles centrales son sus principales características. Ben Yedder sin embargo, un ariete muy rápido pero que a su vez necesita explotar su velocidad al espacio y, cuando el Sevilla no lo dispone, sufre en muchas fases del partido porque el equipo no es capaz de encontrarle.

CONOCEMOS A… VICENTE IBORRA

Vicente Iborra de la Fuente (Alfara del Patriarca, Valencia, 16 de enero de 1988) es un centrocampista de 28 años que milita en el Sevilla FC. Para encontrar sus primeros pasos en el juego del balompié, nos tenemos que remontar a la mala situación económica que sufrió el Levante allá por el año 2007. En aquella época, Iborra tuvo la oportunidad al igual que otros compañeros suyos del filial de debutar en la Copa del Rey con el equipo granota. En la 2008-2009, las constantes lesiones de jugadores importantes en el centro del campo hicieron que Iborra se fuese asentando poco a poco en el primer equipo levantino. Tras grandes temporadas en la entidad, Monchi llamó a su puerta y adquirió sus derechos por algo más de 6 millones de euros.

Sus primeras temporadas en el conjunto hispalense no fueron del todo fáciles, pero con la llegada de Unai Emery explotó a un nivel colosal. El de Hondarribia encontró la manera de situar una pieza importante como es Iborra de tal manera que podía jugar en el doble pivote, o incluso bastante más adelantado con llegada y gol. Sus 1’95m de altura no le hacen ser un jugador torpe, todo lo contrario, tomar buenas decisiones a la hora de pasar son una de sus grandes virtudes. El actual capitán del Sevilla, se ha convertido en todo un icono sevillista gracias a su trabajo y entrega sobre el césped. Las 3 Europa League consecutivas, también son por grandes meritos suyos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: