Alerta amarilla

Mucho ha cambiado el equipo canario cuando Setién y los suyos enamoraron a gran parte de los aficionados al fútbol español. El juego bonito y asociativo que proponían los isleños se disipó con la salida, siempre cuestionada y a la vez extraña de Setién. La temporada no está siendo fácil para los amarillos. Ni con Manolo Márquez ni con Pako Ayestarán ─que tendrá la última bala aunque varios medios ya publican que puede estar cesado en beneficencia de Juan Antonio Pizzi─ están siendo capaces de obtener buenos resultados.

La marcha de Roque Mesa, clave

Sea como fuese, la UD Las Palmas llega a Anoeta siendo colista recibiendo 30 goles y anotando tan solo 8 en 12 jornadas. A 5 puntos de la salvación, la UD no está mostrando nada en cuanto a fútbol, y menos en cuanto a resultados.

La escasez de ideas en la medular canaria reside en una salida que ha dolido mucho. Roque Mesa cambió de islas para recalar en el Swansea y los amarillos lo han notado en cuanto a juego. En primer lugar, porque Roque era el cerebro de todas las operaciones en fase ofensiva. La salida de balón comenzaba en él cuando se incrustaba entre centrales, y hoy por hoy, nadie ha sido capaz de sustituir su rol. Y en segundo lugar, sin Roque, sus compañeros en el centro del campo no son tan buenos. Y eso es así. Los Vicente Gómez, que incluso estuvo en la órbita de la selección en su día, Castellano, Tana y demás, echan mucho en falta a Mesa.

Vitolo, Calleri, Viera… poco salvable

Si bien la UD del año pasado, más bien el tramo inicial, no ya después con la bronca interna del club, se caracterizaba por ser un equipo bien trabajado tácticamente, hoy poy hoy, tan solo tira de individualidades para crear peligro. Si bien es cierto que los jugadores que posee en la plantilla tienen calidad, como pueden ser Vitolo (abandona la UD en enero), Calleri o Viera, no están siendo capaces de asociarse colectivamente para dominar los partidos. Vitolo desde banda derecha, Viera escorado a la izquierda, y un Calleri que está siendo probablemente el jugador amarillo más determinante, son las principales armas que maneja Pako Ayestaran. El guipuzcoano, en mala dinámica con 13 derrotas seguidas contando las de Valencia y las del presente en la UD, puede que sea su último partido al mando canario si no consigue un buen resultado en Anoeta. Alerta amarilla.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: