Aire portugués para enderezar al Celta

El Desmarque

Miguel Cardoso toma las riendas

Uno de los fichajes más caros del fútbol impaciente actual es el tiempo. Más incluso que algunos jugadores. El fútbol se ha convertido en un deporte resultadista en el que importa más el qué que el cómo. Tan solo vale ganar. Y si no lo haces de manera urgente, no vales.

Y así lo ha vivido también el banquillo del Celta. Primero con Unzué, al que se le otorgó los mandos de un proyecto atractivo que en base a una idea muy concreta tenía opciones idóneas para triunfar. Lo mismo le pasó al Turco Mohamed. Con menos pretensiones que el anterior por su desconocidas facetas como entrenador en España, pero con alguna variación de piezas, la plantilla era prácticamente idéntica.

Pero como decía, el tiempo, es muy caro. Se quiere todo ya y ahora. Y tras la destitución del argentino, si se lo llegan a decir antes, no hubiese acabado en Vigo. “Yo no estaba para un choque, sino para aportar, dar un salto de calidad y salir del decimosegundo. Hubo un cortocircuito en esa transición de querer enseñar algo diferente, no pudo ser y preferí cortar por lo sano y venir a mi casa”, añadía tras recalar en su país.

Jefe portugués

Sea como fuere, el Celta de Vigo tiene nuevo rumbo y lo maneja ya Miguel Cardoso. Desconocido cuánto menos en España, pero con distintos proyectos fuera de ella. No triunfó en el Nantes, pero si en el Rio Ave donde llevó al conjunto portugués a Europa.

Las armas, las mismas

Sin embargo, aunque hay cambio de rumbo, las armas del Celta siguen siendo prácticamente las mismas. La asociación Iago Aspas-Maxi Gómez sigue siendo primordial para el equipo vigués. Respiró la hinchada gallega cuando el uruguayo decidió quedarse en Vigo y no aceptar una de las suculentas ofertas chinas, pero equipos como el Atlético parecen estar detrás de él.

Sobre el césped, poco que no sepamos. Iago y Maxi se complementan a la perfección. El charrúa fija a los centrales y es algo más estático, pero como rematador dentro del área es de los mejores. Su colocación dentro del campo en cambio, da una libertad total a Aspas que se mueve en su salsa. Al espacio y a la espalda de la defensa.

Sala de máquinas

Cardoso no podrá contar en su debut con Stanislav Lobotka. El eslovaco es baja por una lesión en su tobillo y seguro que los celestes lo echarán de menos. Está siendo muy útil en esa primera línea de presión, no solo por su capacidad de batirlas con el pase, sino también en conducción, una de sus principales virtudes. Algo que sabe hacer también, un Fran Beltrán que tras su salida del Rayo no hace más que crecer.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: