Willian José e Isak sentencian al Espanyol (1-3)

La Real se sitúa en los puestos altos de la Liga

El primer tiempo del equipo de Imanol Alguacil ha sido sencillamente brillante. Absolutamente todo lo que han hecho lo han hecho bien. Con y sin balón. El doblete de Willian José en la primera parte encarriló una victoria que se encargó de certificar Isak en los minutos finales.

Con Mikel Merino como dueño y señor del centro del campo, la Real dominó desde el primer minuto a un pobre Espanyol que demostró más corazón que fútbol. Pero en la primera parte los locales solo fueron un espectador de lujo. La Real consiguió borrar a Granero y Marc Roca y el Espanyol desapareció.

El primer gol, al igual que en Mallorca, llegó a través de un contragolpe. Saca rápido Moyá, recibe Merino que asiste magistralmente a Oyarzabal, el futbolista de Eibar levantó la cabeza, vio a Willian José y de primeras le dio el balón, segundos después los aficionados txuri urdines celebraban el gol del delantero brasileño que se estrenó en liga.

Poco después el propio Willian José aprovechó una buena jugada colectiva de la Real; pase escandaloso de Odegaard a Portu, el murciano intentó regatear a Diego López y el rechace lo anotó el brasileño. Vuelta a la titularidad y dos goles. Sonríe la Real y sonríe Willian José.

El Espanyol apretó en el segundo tiempo

El inicio de la segunda mitad fue diferente. Ir perdiendo en casa, al descanso, y por dos goles no es plato de buen gusto para ningún equipo, y el Espanyol sabía que o mostraba los dientes o su afición se echaría encima. De la mano de Marc Roca y con más corazón que fútbol, los locales lograron parar a una Real que, como bien dijo Imanol Alguacil en rueda de prensa, iba en moto en la primera parte.

Zaldua anotó en propia puerta tras un centro desde la derecha. Pero el ímpetu del Espanyol no le dio para igualar el partido, hizo sufrir por momentos a la Real pero apareció la figura de Alguacil para realizar cambios, Isak por Willian José.

El delantero sueco lo mismo te monta un mueble de Ikea que te monta una jugada que acaba con un zurdazo al fondo de la red. Robó el balón al defensa del Espanyol, aprovechó su velocidad y desde la frontal batió a Diego López.

El propio Isak pudo haber hecho el cuarto, pero tras recuperar una pelota por su presión decidió finalizar él en lugar de asistir a Portu que estaba en una posición más ventajosa.

Victoria importante para la Real que se sitúa momentáneamente tercera en la Liga Santander. Gran inicio de temporada y ahora a pensar en el segundo partido en Anoeta, este mismo jueves ante el Deportivo Alavés.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: