Valencia 2-3 Real Sociedad: De la satisfacción al sufrimiento en un partido loco

Con emoción hasta el final. Un partido loco. Goles. Fútbol. Y cuando todo el mundo se esperaba un paseo txuri urdin a 25 minutos para el final del encuentro.

Todo se remonta al minuto 65, en una jugada que parecía sentenciar el partido a favor de los visitantes tras poner el 0-3 en el marcador ante la mirada de una afición ché que encaminaba la salida del estadio decepcionada por el juego de su equipo, un conjunto valencianista que no peleó contra la Real Sociedad por 65 minutos. Los visitantes jugaban como en casa y parecían tener el partido bajo control antes y después del ya mencionado 0-3.

Pero el fútbol, impredecible como pocos, resucitó al Valencia en vez de hundirlo. Un equipo muerto que en solo 5 minutos se relamía tras haber fallado una ocasión clara para haber colocado el empate en el marcador.

Un empate que no llegaría aunque se olía desde lejos que la Real estaba tirando por la borda el encuentro e iba a dejar escapar unos tres puntos tan claves como fáciles hasta que despertó la bestia valencianista. Una bestia dormida en la primera mitad, llegando a encajar un gol sin haber llegado al minuto 1. Un gol tan meritorio por el pase de Iñigo al espacio, como por la cesión de Canales de cabeza como por la garra de Juanmi al buscar el balón cuando se iba por línea de fondo pero que no habría existido si no hubiese sido por la fragilidad defensiva de la zaga ché como por el fatídico error de Diego Alves que se introdujo el esférico en su propia portería.

El gol hizo que el Valencia tomara la posesión pero las ocasiones eran txuri urdin y el gol llegaría de la forma más cómica posible. No fue un gol desde fuera del área o tras un gran pase, sino que fue tras otro error. Siqueira, dentro de su área, sacaba el brazo a pasear cuando tenía el balón en su poder cometiendo un penalti tan tonto como claro como innecesario. Y a pesar de tener a un especialista bajo palos la Real no dejaría escapar el regalo y colocaría el segundo antes del descanso gracias al gran lanzamiento de Willian José.

Ya en la segunda mitad la Real siguió buscando portería contraria a la contra, viendo como su rival llegaba sin peligro y todavía no había realizado ningún lanzamiento entre los tres palos. Por lo que el último hachazo parecía definitivo.

Ya lo habíamos mencionado antes, el punto clave del encuentro fue el 0-3 que a priori parecía la sentencia de la Real pero que fue la resurrección local cuando algunos aficionados ya se iban del estadio.

El gol era obra de Oyarzabal, que se estrenaba como goleador esta temporada en liga a pase de un Odriozola incombustible. Y el saque de centro fue el comienzo del sufrimiento txuri urdin.

A espaldas de Joao Cancelo, que había entrado al terreno de juego minutos antes del 0-3, el Valencia sacó un penalti de la nada por manos de Navas. Nani no fallaba y el Valencia hacía saber a la Real que estaba jugando contra alguien, y ese alguien no dejó lamentarse a los txuri urdin. Saque de centro y el 2-3. De nuevo Cancelo rompía a Yuri y su centro lo remataba solo Zaza ante la pasividad de Rulli, la afición que quedaba en Mestalla se vino arriba.

Y lo tuvo en la palma de su mano. Primero Zaza enviaba fuera incomprensiblemente un gran centro tras saque de falta cuando lo normal era haber logrado el empate (apenas dos minutos después del 2-3). Y después una falta a centímetros del área que al principio el árbitro pareció haber indicado dentro pero no, la falta era fuera del área.

Se estrelló la ocasión en la barrera y habría que esperar ya al minuto 90 para ver la última del encuentro, cuando las aficiones de ambos equipos estaban de los nervios con el corazón a mil. Unos por querer lograr la victoria que los aferra a Europa, los otros por ver una remontada de época a pesar de no jugarse nada.

Una falta, provocada de nuevo por un gran Joao Cancelo, era remata por el Valencia y bajo palos Aderlan Santos no remataba bien y dejaba el balón muerto para Rulli, aunque la jugada estaba invalidada por posición antirreglamentaria. Después del saque la Real consiguió calmar el partido y mantuvo la posesión con cabeza asegurando los últimos minutos y llevándose unos 3 puntos a San Sebastián que bien pueden valer un cupón para jugar Europa la próxima temporada.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: