Un punto y a esperar.

Imagen: Estadio Deportivo.

La Real Sociedad llegaba al Sánchez Pizjuán en plena Feria, con lluvia, la urgencia de sacar puntos y con una baja importante como la de Willian José. El partido pintaba difícil por la entidad del rival y el resultado de la ida, pero después de tres victorias seguidas el equipo afrontaba el partido con optimismo y con las ganas de ganar para pasar la presión a Villarreal y Athletic.

Sin embargo, esto no se tradujo en un planteamiento valiente del equipo de Eusebio. Los de Sampaoli salieron a presionar arriba y a parar el juego de los visitantes a base de faltas, algunas bastante duras. Entre eso y la permisividad del árbitro, la Real Sociedad no pudo hacer daño a penas en el primer tiempo. Con un desconectado Oyarzabal, unos Juanmi y Vela a los que no le llegaban balones y un Zurutuza fallón la primera parte fue una de las peores actuaciones que se le recuerdan a este equipo a lo largo de esta temporada. De hecho lo más positivo de esta fue terminar solamente un gol por debajo en el marcador, gol que si se lo hacen a otros equipos no hubiese subido al marcador por una pierna que un jugador local puso a la altura de la cabeza de Íñigo. Lo más negativo fue acabar contra once en una primera parte en la que Gonzalez Gonzalez pudo, perfectamente, expulsar a Lenglet. 

En la segunda parte el equipo llegó por fin a Sevilla. Los chicos salieron al campo con la intención de, al menos, no perder. Sin embargo se notaba demasiado la baja de Willian José y la falta de un jugador que jugase bien de espaldas. Pero todo esto acabó con la salida de Oyarzabal del campo que dejó lugar al mejor Sergio Canales de la temporada. Una jugada necesitó el cántabro para crear más peligro que sus otros 10 compañeros de campo (a excepción de Odriozola) en los 60 minutos anteriores. A partir de ahí la Real Sociedad pudo empatar por mediación de la conexión Canales-Vela, pero en dos ocasiones el mexicano falló las ocasiones que tuvo. 

El partido ya volvió a nivelarse conforme nos acercábamos al final y se decantó para el lado andaluz cuando Gonzalez Gonzalez expulsó, bien expulsado, a Zurutuza, pero las quejas visitantes vienen por el hecho de que si ese era el listón, Mercado y Lenglet tenían que haber sido expulsados. Lo mejor del final del partido fue ver el buen nivel de Zubeldia y observar el divertido espectáculo de varios hombres pidiendo penaltis porque sí y a un hombrecillo pequeño en la banda quejándose y haciendo declaraciones dignas de una persona desesperada que esperaba comerse el mundo y no ha llegado al primer plato. 

Sobre el doble rasero de los árbitros ya habrá tiempo de hablar otro día. Ahora nos toca esperar a que pinchen Villarreal y Athletic y conseguir sacar los 6 puntos que nos quedan.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: