Todo a favor, menos nosotros

La última jornada de La Liga llegaba cargada de ilusión y esperanza. Una derrota del Athletic en Sevilla dejaba en mano de los de Imanol Alguacil la clasificación para la Europa League 19/20. Sin embargo, el runrun de un empate pactado en Sevilla (que seguramente valiese a ambos) y el tener a un equipo delante que se jugaba lo mismo que nosotros hacían prever que, además de ilusión, iba a hacer falta mucho esfuerzo y bastante suerte para pasear el escudo de la Real por Europa la próxima temporada. 

El XI de Alguacil no presentaba importantes novedades, seguiría Barrenetxea e Illarramendi no volvería todavía a la titularidad. Así, el partido fue desarrollándose en una dinámica en la que ambos equipos parecían tener más que perder que ganar, a sabiendas de que cualquier circunstancia en contra les iba a alejar muchísimo del objetivo. 

Las primeras ocasiones más o menos claras iban a llegar ya pasado el primer cuarto de hora de partido, Willian José primero, y Diego Llorente después, avisaban con dos remates que se irían por encima de la portería defendida por Diego López. Instantes después de la ocasión de Llorente sería Wu Lei el que tendría la posibilidad de materializar una ocasión, de forma errónea por suerte para nuestros intereses. 

Iba a ir ganando importancia el Espanyol en el tramo final de la primera parte y, después de una jugada embarullada dentro del área, un descuido de Rulli y un gol de Naldo, sería el VAR el que librase, por fuera de juego de Wu Lei, la primera bola de partido para los de Imanol. 

Llegaba el descanso y llegaban, a la vez, noticias desde Sevilla. Los locales se adelantaban en el marcador poco antes del descanso y dejaban la puerta abierta a que cualquiera pudiese meterse en Europa con un gol. Y así iba a empezar la segunda parte, una segunda parte en la que no iban a tardar demasiado en llegar las primeras ocasiones. 

Willian José en el minuto 48 tenía la primera, y a partir de ahí iba a coger ritmo el partido con un apretón de la Real primero, que iba a ser contestado con dos ocasiones del Espanyol, la segunda que acabaría con el gol de Rosales que metía, momentáneamente, al Espanyol en Europa. De hecho, no iban a tardar los pericos en hacer el segundo, gol de Wu Lei que les ponía a esperas de lo que pasase en el Pizjuán con una Real que, de momento, no iba a vender la piel del oso demasiado pronto. 

Sin embargo, de ahí al final la realidad es que la Real Sociedad se topó con su poca productividad y los minutos fueron pasando, esperando ver el desenlace de la historia como espectadores de lujo. Desenlace que sería cruel para los nuestros, porque en el minuto 92 el Sevilla certificaba su victoria y el Espanyol se convertía en el último en ocupar la plaza Europea, plaza que pudo haber sido nuestra de no ser por la baja productividad del equipo en varios momentos puntuales de la temporada. 

Se acaba otra temporada de altibajos para un equipo que parece no tener un rumbo demasiado fijo las últimas temporadas. Rumbo que, en el futuro, tendrán que enderezar jugadores como Mikel Oyarzabal o unos Ander Barrenetxea y Aihen Muñoz que se han convertido en los grandes descubrimientos de la temporada en Anoeta. Hasta aquí llegan las crónicas esta temporada, y espero que nos leamos la próxima temporada, pudiendo celebrar más éxitos que fracasos. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: