Sólo queda la Liga

Después del 0-0 en el Benito Villamarín, Real Sociedad y Real Betis se citaban en Anoeta para resolver una eliminatoria en la que cualquier cosa podía pasar. Por ello, ni Quique Setién ni Imanol Alguacil iban a guardar prácticamente nada en este partido. Dos equipos prácticamente titulares para conseguir el pase a cuartos de final de una Copa que cada vez ilusiona más en Anoeta.

Pese a ello, ninguno de los dos equipos parecía tener la intención de ir a por el partido. El empate no servía a ninguno de los dos equipos, pero ninguno parecía por la labor de arriesgar en busca de la victoria a riesgo de perder la eliminatoria.

Así, en los primeros treinta minutos a penas habría ocasiones. Un disparo lejano de Canales que se fue desviado y un remate de Merino que, pese a quedarse totalmente solo, mandaba fuera. A partir de ahí, el partido llegaría hasta la media hora con a penas novedades. Dos equipos con posesión pero sin ocasiones.

Hasta el minuto 37 todo aguantaría igual, pero la ley del ex golpearía otra vez con fuerza, y Sergio Canales pondría por delante al equipo andaluz poco antes de terminar la primera parte. Pintaba mal para el equipo de Alguacil, que pese a ello no perdería la cara al partido y empataría solamente tres minutos después gracias a un golazo de un Igor Zubeldia poco acostumbrado a esas jugadas dentro del área. Y es que, a la salida de un córner y después de un control de cabeza, el canterano remataba con una volea para poner el empate en el marcador.

El partido seguiría con la misma tónica hasta el descanso, con apenas ocasiones para ningún equipo y con dos conjuntos que no querían especular con la posibilidad de quedarse fuera de la competición tan pronto.

La segunda parte empezaría con dos equipos mucho más agresivos, con una Real Sociedad que tenía que marcar para clasificarse. Y no tardaría en llegar el premio para el conjunto de Imanol Alguacil gracias a una jugada que desbordaba inteligencia por parte de Willian José, a la hora de sacar de banda, y de Adnan Januzaj al no apresurarse y encontrar al compañero mejor ubicado, un Mikel Merino que marcaría por segundo partido consecutivo para darle la clasificación temporal a su equipo.

Pese a ello, 8 minutos después Loren Morón conseguiría el empate para su equipo aprovechando un toque de Theo Hernández para batir a un Miguel Ángel Moyá que poco tendría que hacer. La Real lo seguiría intentando hasta el final, pero sin ninguna fortuna, y así terminaría una eliminatoria que, pese a terminar empatada, acabaría con el Betis en cuartos de final y la Real apeada en octavos.

Pese a ello, el equipo de Imanol Alguacil no dio mala cara, e intento buscar la clasificación en todo momento. Ahora ya no queda otra que centrarse en la Liga, donde la clasificación a Europa todavía es posible. El Rayo Vallecano será el próximo rival, un Rayo en racha al que nos enfrentaremos a las 18:30 en Vallekas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: