Sevilla 1-0 Real Sociedad: Un penalti discutible frena el efecto Alguacil

La Real Sociedad visitaba el Sánchez Pizjuan en lo que era su última oportunidad para quemar los cartuchos de la Europa League. Tan solo una victoria ante el rival de hoy, el Sevilla, le aseguraría seguir en la pelea para los últimos dos partidos de liga. Un Sevilla que además marcaba la séptima posición de la tabla y que da acceso a la ansiada Europa.

Sin embargo un penalti discutible frenaba la acometida txuri urdin de asaltar el feudo sevillista. Sandro se dejaba caer ante Llorente y el árbitro señalaba la pena máxima. Ejecutó Banega y puso en el marcador un 1-0 que se mantendría hasta el final.

Y eso que la Real, sobre todo en la primera mitad, había sabido manejar el centro del campo y la posesión, así como había tenido una gran oportunidad en pies de Oyarzabal para ponerse por delante en el marcador antes del final de la primera parte. Aunque también agradecería a Moyá el acabar con 0-0 los primeros 45 minutos con dos paradas de mérito.

Después del gol del Sevilla la Real Sociedad volvió a estirarse intentando a la desesperada un empate que no lo borrase de la ecuación europea y estuvo más cerca que nunca de conseguirlo tras las entradas de Juanmi y Bautista por unos desaparecidos Januzaj y Oyarzabal. El canterano tuvo una oportunidad clarísima en un cabezazo mientras que el malagueño pidió un posible penalti tras infracción de Mercado dentro del área. No se señaló nada.

El Sevilla también aprovecharía los espacios a las contras y Sandro en varias ocasiones tuvo la oportunidad de aumentar la renta en el marcador pero de nuevo Moyá con varias intervenciones de gran mérito dejaba a la Real jugar los últimos minutos con posibilidades de encontrar un gol del empate.

Pudo haberlo hechosi hubiese aprovechado una de las tantas jugadas a balón parado que tuvo. Varios córners o faltas laterales que acabaron en nada para desquicio de Imanol Alguacil. En una de ellas Canales estuvo a punto de marcar un golazo de falta directa.

Pero el partido ya se acercaba a su fin con el resultado más que definitivo. El Sevilla sumaba los tres puntos que necesitaba para certificar o mejor dicho casi asegurar su participación europea la temporada que viene mientras que la Real desaprovechaba el último tren a pesar del gran final de temporada de los txuri urdin dirigidos por un sobresaliente Alguacil.

Por lo tanto la Real tendrá en sus dos últimos partidos la oportunidad de despedir a Alguacil como merece. Con alguna victoria, sobre todo la próxima semana en Anoeta donde el entrenador cuenta todos sus partidos como triunfos. Está por ver quien será el entranador para la próxima temporada, de momento, casualidades de la vida, suena un ex sevillista (y no, no es Míchel).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: