Real Sociedad 3-1 Villarreal: Los Reyes llegaron antes de tiempo

Real Sociedad 3-1 Villarreal

El primer partido del nuevo año siempre es especial, sobre todo sabiendo que el partido de hoy podría dictaminar el adiós de cualquiera de los dos equipos de la competición copera si el resultado era abultado, sobre todo si la balanza se desequilibraba a favor del conjunto amarillo. Pero la Real Sociedad no ha olvidado como jugar al fútbol durante las navidades, y a pesar de las pocas oportunidades vistas en el terreno de juego, el conjunto txuri urdin ha sabido sobreponerse a un rival que no se le suele dar bien. A pesar de que se les eliminó de copa hace un par de años, en liga el Villarreal siempre suele crear problemas a la Real Sociedad, como ya demostraría en el partido de la cuarta jornada en el Madrigal, donde el submarino amarillo se llevó los tres puntos por 2-1.

Pero esta Real es otra, como local es de los equipos más fiables de la liga, luchando codo con codo con equipos del calibre del Real Madrid, Atlético o Sevilla. Anoeta es un fortín este año.

Primero avisó el Villarreal, pero a partir de ahí la Real dominó el centro del campo, y con él vinieron la posesión y las llegadas. Oyarzabal parecía más metido en el encuentro que nunca, y a pesar de que su segundo año en el elenco de la Real no ha igualado el temporadón que se marcó el año pasado, se veía al canterano con ganas de intentarlo. Rápido y creativo. Rompió a  Mussachio y a Mario en varias ocasiones y acabó el encuentro con una asistencia y un gol.

La asistencia fue medio gol. Mikel rompe líneas con un pase raso hacia su tocayo, también Mikel, Oyarzabal, que da un pase tan simple como efectivo para dejar solo a William José frente a Asenjo. 1-0 tras la magnífica definición del ariete brasileño, que anotaba así otro gol más para empezar 2017 con buen pie. Antes de finalizar la segunda mitad los reyes dieron el regalo por adelantado a los locales.

Balón mal despejado en área del Villarreal. Asenjo se hace un lío y sale mal. El balón le cae a Vela que anota a placer el gol más fácil de su carrera. Se celebra igual que cualquier otro gol, eso no quita lo otro. El 2-0 parecía tranquilizar el encuentro, después de que el Villarreal se estirase tras el primer tanto y viese su intento fallido tras el grave error del ex guardameta del Atlético de Madrid.

En la segunda mitad veríamos dos goles más, uno en cada bando. Primero Oyarzabal sacaba su calidad a relucir de nuevo, dejando sentado a la defensa amarilla y de un zurdazo colocando el balón en la mismísima escuadra. 3-0 y Anoeta era una fiesta.

Pero la última palabra la tuvo el Villarreal. Y solo fue una porque la suerte de nuevo se alió con la Real. Primero Trigueros recortaría distancias con un disparo desde muy lejos, que Rulli no acertó a blocar tras estar mal colocado. Pudo haber hecho muchísimo más el guardameta argentino, que después vio en primera plana como el Villarreal podría haber reducido aún más la diferencia de goles de no ser porque en la última de jugada el balón se fue rozando el palo.

La Real solo jugó 75 minutos, después se confió y el Villarreal creó y puso en aprietos a la Real. Pero el resultado es favorable y un gol en el Madrigal podría decantar la balanza a nuestro favor. Sin presión.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: