Real Sociedad 2-2 Salzburgo: Remontada frustrada en el 93

Real Sociedad y Salzburgo se enfrentaban en el que sería el primer partido de eliminatoria en Europa de la Real en más de 15 años. Tras tantos años era normal pensar que los txuri urdin saldrían a por todas ante un equipo que, a pesar de ser uno de los equipos europeos con menos derrotas en su competición doméstica en las últimas dos temporadas, tenía el cartel de equipo menos favorito por ser de una liga menor.

Y salimos realmente bien. Dos llegadas bastante rápidas con sendos cabezazos de Moreno, que debutaba, y Xabi Prieto. Pero la Real pronto se desinflaría dejando jugar más a un Salzburgo que con muy poco creaba demasiado peligro. Hee Chan tuvo un mano a mano que acabó desperdiciando al buscar un pase de la muerte y poco después sería el central Ramalho el que probaría a Rulli.

Aún yendo 0-0 se podía mascar que la Real, a pesar de su buen inicio, se veía incómoda ante la presión de los austriacos. Hubo que recurrir al pelotazo pero Bautista y Juanmi no son Willian José y el Salzburgo pasó a dominar con claridad empezando desde la presión en la salida de balón. Pronto anotarían el 0-1.

Fue en un córner. No llego a recordar si el primero de los austriacos pero sí que estoy seguro que a esa altura habíamos sacado nosotros al menos 6. Y ninguno con peligro. Sin embargo, el Salzburgo, anotaba de manera fácil. Rulli salía a por el karaoke con ayuda del coreano Hee Chan, que lo mareó en cada córner, y Oyarzabal introducía el balón en su propia portería tras un intento de despeje nefasto.

El gol caía como jarro de agua fría en Anoeta. Una Real muy insípida que tras desinflarse pudo haber recibido más de uno, casi siempre debido al delantero coreano del Salzburgo. Un jugador que fue tan desequilibrante como intenso, ya que casi pudo haber sido expulsado tras varios rifirrafes con Moreno, que también podría haber acabado el partido en los vestuarios antes de tiempo.

En el descanso hubo dos cambios clave. Januzaj entraba por un desaparecido Juanmi y desde el comienzo intentó echarse el equipo a la espalda siendo objeto de faltas y bajando a recibir cada vez que podía. Por otra parte se había marchado Hee Chan y el Salzburgo perdió todo el peligro que había creado en la primera mitad.

Finalmente fue Odriozola el encargado de meter el gol del empate. En unos minutos que la Real empezó a jugar mejor fue cuando apareció de nuevo el incesante lateral derecho para, tras una gran jugada individual, poner el empate en el marcador. La Real se vino arriba muy rápido y pudo meter con una gran ocasión que Januzaj estrelló en el larguero mientras el Salzburgo se encontraba KO.

Bautista se marchó y entró Agirretxe, que forzó la falta que Januzaj cobraría para anotar el segundo gol de la Real. Un disparo malo y flojo pero que se colaba por mitad de la barrera despistando al portero del Salzburgo.

La Real había remontado el partido y no sabía ni como. Y siguió perseverando. Pero Minamino se echó a su equipo a la espalda y anotó el 2-2 en el 93 cuando estaba el partido llegando al último minuto en un mal repliegue defensivo tirando por la borda el esfuerzo de la Real para empatar el partido.

Con el pitido del árbitro se formalizó el 2-2 que sabe a gloria para el Salzburgo y muy amargo para una Real que si bien no hizo demasiado para ganar, no mereció el castigo de recibir dos tantos en casa. Habrá que darlo todo en Austria y anotar goles. Entre medias, recibiremos al Levante el Liga.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: