Real Sociedad 0-3 Real Madrid: Naufragio en Anoeta

Real Sociedad 0-3 Real Madrid

Llegó el día, el tan ansiado día. Tras meses de espera con varios partidos de pretemporada con no tan malos resultados en la mochila la Real Sociedad se plantaba frente a su público en su debut liguero de la temporada 2016/2017. El rival, ni más ni menos que el Real Madrid. Aún así la afición txuri urdin esperaba espantar los fantasmas que sobrevolaban Anoeta, esos fantasmas que volvían a atemorizar a nuestra Real. Los malos inicios ligueros de los últimos años parecían estar olvidados y se afrontaba el encuentro con optimismo, a la espera de plantar cara al actual supercampeón de Europa en un partido de esos que quedan en la retina. De nuevo teníamos ante nosotros la posibilidad de encerrar nuestros demonios que tanto nos han atormentado, peleas entre afición y club, con los jugadores, con la actitud del equipo. La posibilidad de enterrar el hacha de guerra y ser desde el minuto uno 12 jugadores en el campo, contando a la afición….

Pero un año más todo se desvaneció antes de poder siquiera pensarlo. En un minuto la Real Sociedad abría las jaulas de los demonios encerrados y dejaba caer sobre el estadio de Anoeta un jarro de agua fría a los miles de espectadores, que como yo, esperaban poder presenciar el final de este drama con, al menos, un partido donde se plantase cara desde el comienzo. Ingenuos.

Pero se podía escalar todavía, el partido comenzaba con un gol de Bale de cabeza tras un agujero en la defensa de la Real, más concretamente por la banda izquierda, de Concha y Yuri, pero aún así yo renunciaba a pensar que moriríamos antes de llegar siquiera a la orilla. Un gol no es para tanto. Pero para nosotros un gol es un océano y crear una ocasión en el mar embravecido llamado terreno de juego es como remar contracorriente un río de lava. Los jugadores parecían náufragos y no había bote salvavidas que diese un hilo de esperanza en la primera parte.

45 minutos de total control de un Real Madrid irreconocible. Un equipo que sin jugar al 50% de su nivel y con muchos jugadores de renombre fuera del once titular estaba teniendo un plácido partido no por mostras su gran poderío, el cual ya ha demostrado durante muchos años, sino por la desgana y poca elaboración de su rival. Una Real Sociedad sin ideas y que desde el primer instante había visto como todas las técnicas que Eusebio había preparado antes del encuentro estaban en la basura por un mal comienzo de partido.

Pero no hubo atisbo de mejora, si eso un acercamiento de Illarramendi que acabó en la nada y ya el posterior naufragio de los jugadores. No porque el Real Madrid estuviese pasando por encima, sino porque la Real deambulaba por el terreno de juego, desorientada y sin dar una a derechas.

Por si fuera poco la Real tenía como consuelo que el Madrid apenas había inquietado tampoco a Rulli y parecía que el conjunto txuri urdin llegaría a la orilla que marcaba el final de la primera mitad. Pero el fuerte oleaje irrunpió en Anoeta y una mala jugada con los jugadores descolocados sería la sentencia. 0-2 y el partido llegaba al descanso.

En ese descanso yo ya no esperaba nada. Tan solo ver pasar los 45 minutos sin encajar más de un gol. Sería un logro si jugando como lo hacíamos, se llegaba a algo mejor que un 0-2. Aunque algo cambió.

El Real Madrid sabía que si la Real seguía como hasta ahora el partido estaba hecho, y en la segunda parte apenas se esforzó por presionar como sí haría en la primera y no tendría más de 2 ocasiones antes de llegar al descuento. Y esto hizo que la Real maquillara algo su imagen, intentando al menos buscar un pase que diese la oportunidad de crear una ocasión, un algo, señales a Kiko Casilla para que supiera que estábamos ahí. Y hubo algo, pero sin concretar.

El partido moría y los cambios solo servían para dar aire fresco al equipo. Aún así Eusebio al menos tuvo la osadía de quitar un central y poner un extremo. No esperaba un cambio tan ambicioso viendo los 80 minutos que precedían a la sustitución. Aún así el encuentro veía sus últimos minutos de vida, con una Real que si bien no había ni mucho menos arreglado lo visto en la primera parte, sí que se veía una ínfima mejoría. Pero el oleaje no perdonaba y ya en el 93 el Madrid volvió a azotar el navío txuri urdin con un 0-3 que hurgaba en la herida.

Ahora, con el encuentro finalizado la Real deberá pensar en lavar su imagen la siguiente jornada fuera de casa contra el recién ascendido Osasuna, en un encuentro donde podremos presenciar si el barco txuri urdin se ha hundido o pretende resurgir olvidando lo acaecido en el día de hoy.

Vota a nuestros jugadores aquí: http://www.elrincondelareal.com/valoraciones_partido/

Echa un vistazo a todas las estadísticas en https://sporticos.com/es/2016-08-21/232049-match-real-sociedad-vs-real-madrid

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: