Real Madrid 3-0 Real Sociedad: Poco ruido y excesivo castigo

Quinto partido en apenas 2 semanas. Demasiado desgate para una Real Sociedad que a pesar de no haber sido dominado con clara superioridad por su rival, sí que ha sido fustigada con tres goles en los tres únicos disparos del Real Madrid entre los tres palos. Irónico. Tampoco es que la Real haya creado mucho peligro al costarricense Keylor Navas. pero quizá el resultado parezca demasiado abultado visto lo visto en el terreno de juego, en un partido en el que los dos fueron sombras de ellos mismos pero que creó una atmósfera equilibrada en el Santiago Bernabéu.

Y es que cualquiera de los dos podría haber devastado al otro con una marcha más, pero ambos equipos salieron al terreno de juego con un juego alocado y poco creativo en zona de ataque. Tanto que los únicos tiros a puerta de la primera parte vinieron de una falta directa de William José, y el gol de Kovacic tras un robo del Real Madrid en el medio del campo que acaba con Cristiano Ronaldo avanzando la jugada hacia Mateo Kovacic, quien bate por bajo a Rulli haciendo el 1-0 en el Bernabéu.

El feudo madridista, callado como de costumbre y solo rompiendo el silencio en determinados momentos para pitar a algún que otro futbolista, aclamaba ahora a sus héroes por haber metido el primer gol antes del final de la primera mitad. Pero eso no salvaría a jugadores como Benzema de recibir algún que otro pito más ya en la segunda parte y con 2-0 en el marcador.

La Real por su parte pudo empatar el juego poco antes de irse a los vestuarios con una gran jugada combinativa de Oyarzabal con Juanmi, pero el disparo del malagueño se fue fuera por muy poco, y la Real apenas volvería a crear peligro al Real Madrid, no solo en la primera mitad sino también durante la segunda. Mientras que el Madrid aprovechó lo que tuvo, que fue poco de nuevo. La eficacia es un don. Primero golpearía Cristiano, superando por alto a Rulli en un uno contra uno tras otro robo en el medio del campo del Real Madrid.

Por si fuera poco, aparte de verse por detrás en el marcador, Eusebio Sacristán veía como su equipo no solo recibía un gol más y los cambios que había introducido no habían cambiado la cara al equipo, sino que además uno de sus jugadores clave en la defensa, Iñigo Martínez sería expulsado y se perderá la próxima jornada liguera en Anoeta ante Osasuna.

Con 2-0 y uno más el Real Madrid no especuló con el resultado y antes del final del encuentro Morata cerraría el marcador con un cabezazo tras un gran centro de Lucas Vázquez. El partido se lo llevaba el Real Madrid por ser más eficaz, a pesar de no haber desplegado un juego vistoso, pero los goles son más importantes y la Real tampoco brilló en el encuentro.

A pesar de eso la Real sigue arriba en la clasificacíon luchando por Europa, y la siguiente semana tendrá una gran oportunidad contra Osasuna en Anoeta para reencontrarse con la victoria tras las sendas derrotas en Camp Nou y Bernabéu. Al menos la buena noticia es que la Real no enfrentará al equipo madridista más en liga esta temporada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: